miércoles, abril 17, 2024
No menu items!
HomeCOMUNIDADCLÁSICO JOVEN

CLÁSICO JOVEN

Hablillas

Por: José Ángel Parra M.

El campeón América contra el enrachado Cruz Azul. La cita es propicia para alimentar a los amantes de los clásicos. Máxime ahora que la víctima favorita del americanismo luce su mejor versión desde la obtención del título Guard1anes 2021, certamen en el que alcanzó su novena estrella liguera.

La Máquina había pasado sobre rivales accesibles (léase Mazatlán, Tijuana, Querétaro y San Luis), por lo que el hasta entonces imbatible Tigres, subcampeón vigente, significaba la prueba de fuego al trabajo del estratega Martín Anselmi.

Con la Máquina a fondo, el timonel argentino encimó a Tigres desde el primer minuto, y aunque la falta de puntería y la jerarquía de Nahuel Guzmán evitaron que el dominio celeste se reflejara en el marcador, la paciencia terminó por desgastar a la oncena norteña, cuando el servicio de Uriel Antuna encontró la pierna del defensa Diego Reyes, quien terminó por anidar en propia meta. Examen apropiado antes de desafiar, el próximo sábado, a las Águilas. Y aunque este miércoles Cruz Azul visitará al León y el Ave recibirá al Mazatlán, la suerte está echada para saber si estos cementeros son capaces de revivir el Clásico Joven, apagado durante décadas debido a la paternidad emplumada.

Del lado amarillo las cosas no andan del todo bien. Recién perdió lo invicto en Pachuca y semanas atrás cayó, en Nicaragua, ante el Real Estelí, al que terminó por eliminar en el juego de vuelta de la primera ronda de la Concachampions.

Evidentemente los millonetas comienzan a perder altura. El momento futbolístico no está de su lado, porque además de los recientes tropiezos, aún no recuperan del todo a su rematador estrella, Henry Martín; el andino Diego Valdés está ausente, por lesión, lo que significa una aflicción más, y los rumores sobre la posible baja del Cabecita Jonathan Rodríguez, tentado por la MLS, atormentan a sus propios compañeros, quienes reclaman su permanencia. Además, la presencia del refuerzo neerlandés, Javairo Dilrosun, no parece, de momento, nada alentadora. Esto no huele bien en el Nido.

El desafío más importante para el cruzazulismo yace sobre la mesa. Hasta entonces sabremos si con todos estos ingredientes, Anselmi es capaz de superarlo y aterrizar al siguiente nivel.

RECIENTES