jueves, abril 18, 2024
No menu items!
HomeCOMUNIDADPIENSA MAL.

PIENSA MAL.

HABLILLAS

Por: José Ángel Parra.

Los mal pensados, especialistas en maquinar finales arregladas. Aquellos sospechosistas, cuyas suspicacias fabrican argumentos peliculescos en los que los villanos confabulan campeonatos en favor de tales o cuales equipos, han comenzado a inyectar su venenito luego de la inesperada eliminación de Rayados ante el modesto San Luis. Resulta que cuando todo apuntaba a un fácil triunfo de La Pandilla en el Gigante de Acero, de pronto el VAR se le volteó al Monterrey, y en lugar de un cómodo 2-0 se encontró con la igualada, que derivó en el 1-2 global favorable a los potosinos.

Lo controvertido del caso es que ahora las malas lenguas, las mismas que desconfían de todo lo bueno de nuestro excelso deporte, creen que los sanluisinos recibieron esa “manita” para toparse con el América. ¿Cómo lo voy a creer? La maniobra, según estos conspiranoicos, pretendía alinear los astros para una final más atractiva, en vez de quemar los cartuchos en la antesala. El caso es que, de pasadita, le pondrían al Ame un oponente a modo para al fin librar las semis, etapa en la que se ha quedado atorado en los últimos tres torneos.

Claro, ¿quién garantiza que el San Luis no eche a los emplumados?, pero la verdad es que eso de toparse con el ocho y después con el siete, no parece nada despreciable. Lo evidente es que la polémica también acompañó a las Águilas en la serie contra La Fiera. Primero, en la ida, el vector que nadie trazó en la jugada del primer gol de Henry Martín. Luego, en la vuelta, los esmeraldas tuvieron ese discutido penalti en contra, posterior a la patada de Zendejas, que no quisieron ver, y que Quiñones pateó a lo Panenka.

Eso de echarle siempre la culpa a los árbitros y pretender juzgar a los millonetas como los malos de la película, la verdad es que no se vale. Sin embargo, también es cierto que a mí me habían vendido un Ave invencible, capaz de sumar 40 puntos en el torneo, 17 más que el León de Larcamón, y aún así apenas pudo (ayudadita de por medio) eliminar a un oponente al que, en teoría, tendría que haber goleado. Eso nos lleva a reflexionar que aunque la trama de los detractores resulta exagerada, tampoco debemos renunciar a los dichos de los abuelitos, como ese que dice: “Piensa mal y acertarás”.

RECIENTES