Davide Dalla Pozza es el representante legal de La Tenda di Cristo en Ciudad Juárez, la cual inició sus operaciones en el 2001 como un albergue para personas diagnosticadas con VIH/SIDA, donde se desarrollaron programas de prevención e inclusión social para grupos vulnerables.

Además, a través del programa “Yo soy mujer empoderada”, apoya los derechos de las mujeres en reclusión, así como a sus familias; también mediante el programa “Yo soy rediseño social”, se trabaja con jóvenes en conflicto con la ley, dándoles apoyo integral en su reinserción a la sociedad.

Otro programa es el de “Plena-mente”, con el cual se atiende la salud psicoemocional de jóvenes de secundaria y preparatoria del suroriente de la ciudad.

Davide Dalla Pozza ha demostrado con esto su calidad humana y su enfoque de respeto a los derechos humanos, durante los últimos 20 años en esta ciudad, se dijo en la reunión.

En la sesión también se determinó entregar un reconocimiento a la activista Sara Pérez Monsalvo, quien quedó en segundo lugar por su trabajo, apoyo y ayuda a personas con discapacidad a través de la asociación civil “Porque todos somos iguales, todos somos diferentes”.

El ganador será reconocido por el Ayuntamiento de Juárez en sesión de cabildo, además se le entregará un premio en efectivo de 20 mil pesos, un reconocimiento irrevocable y una medalla por sus méritos en los Derechos Humanos.