El ahora exfutbolista del Manchester United, Cristiano Ronaldo fue sancionado con dos partidos sin poder jugar y con una multa de 50.000 libras (que equivalen a más de un millón de pesos mexicanos ) por tirar al suelo el teléfono móvil de un aficionado.

En la derrota en Premier League de los Red Devils del pasado 9 de abril contra el Everton, el futbolista portugués tiró al suelo el móvil de un aficionado mientras se dirigía al túnel de vestuarios.

Según explicó la federación inglesa en un comunicado, Cristiano Ronaldo admitió los cargos de los que se le acusaban, conducta impropia y violenta.

Esta decisión llega en un momento en el que el futbolista de 37 años de edad ha rescindido su contrato con el Manchester United, por lo que podría no cumplir nunca la sanción, esto en caso de que no volviera a jugar más en la liga de Inglaterra.