El Presidente Municipal, Cruz Pérez Cuéllar, asistió a la tradicional misa en honor a los fieles difuntos en el panteón San Rafael, la cual fue oficiada por el obispo José Guadalupe Torres Campos.

“Recordamos a nuestros fieles difuntos en este día, sin olvidar aquellos que se encuentran en la fosa común, pues tienen un lugar especial en nuestros corazones”, dijo el obispo en su mensaje.



Funcionarios municipales, regidores y ciudadanos en general, escucharon con atención las palabras del obispo de Ciudad Juárez quien inició su mensaje diciendo, “Espero ver la bondad de Dios”, con la esperanza de que las almas justas están con el creador.

Dijo que esta celebración tiene sentimientos encontrados, ya que al visitar a nuestros fieles difuntos hay dolor y tristeza, sin embargo, también celebramos la vida de aquellos que se adelantaron, además de reforzar la esperanza y la fe de que algún día llegaremos con Dios.

“Rogamos por qué señor Jesucristo tenga en sus manos a nuestros fieles difuntos, y que a nosotros nos de la fortaleza para seguir nuestro camino”, mencionó el obispo.

Después de la misa, el obispo José Guadalupe Torres Campos, acompañado del alcalde Cruz Pérez Cuéllar y autoridades municipales, realizaron una oración y depositaron una ofrenda floral en la fosa común donde se han realizado más de 3 mil 500 inhumaciones.

Por su parte el alcalde agradeció las palabras del obispo para con aquellas personas que descansan en este lugar, donde nadie reclamó sus cuerpos.

“Gracias señor obispo por su oración y como usted lo dice, nosotros no sabemos quienes están aquí, pero Dios si lo sabe”, indicó el edil.

En la ceremonia estuvieron presentes Héctor Rafael Ortiz Orpinel, secretario del Ayuntamiento; Cesar Tapia, director de la Coordinación General de Seguridad Vial; Roberto Briones Mota, director de Protección Civil; Arturo Urquidi, titular de la Dirección de Regulación Comercial; Arturo Rivera Barreno, director de Servicios Públicos Municipales; así como las regidoras Karla Escalante y Tania Maldonado.