El Instituto Chihuahuense del Desarrollo Integral Infantil, puso en marcha un programa piloto en 17 escuelas primarias del Estado, donde se atenderán a 2 mil niños, cuyas madres de familia, tienen que salir forzosamente a trabajar como jornaleros o empleados informales y no tienen quien recoja a sus hijos de la escuela en un horario normal.
 
Clara Torres Armendáriz, titular de la dependencia estatal, mencionó que la gobernadora Maru Campos Galván, la instruyó para que se revisara un programa denominado Centros de Bienestar Infantil que era utilizado en las escuelas que contaban con la infraestructura necesaria para recibir a los niños de acuerdo al horario de trabajo de los padres de familia.
 
“Si en Juárez empiezan los padres sus labores de trabajo a las 6 de la mañana, entonces tenemos que recibir a los niños un poco más temprano, para que terminen su ciclo de sueño, desayunen, entren a su salón a tomar clases y cuando terminen puedan tener una comida caliente, para posteriormente hacer actividades lúdicas”, destacó Torres Armendáriz.
 
“En Juárez, vamos a inaugurar el programa en la escuela primaria Carmen Serdán, que está en una de las zonas más peligrosas, en la colonia San Antonio y aparte de que vamos a impactar en la nutrición de los niños y en la parte académica, les vamos a quitar horas de vulnerabilidad en la parte de seguridad porque vivir en esa zona es muy peligroso para cualquier persona y más para un niño”, dijo la funcionaria.
 
Agregó que trabajan en la escuela primaria Carmen Serdán con 70 niños de cuyas familias se les hizo un estudio socioeconómico y después de dirigirlo a un comité dictaminador, fueron aprobados 35 niñas y niños y en breve serán aprobados los 35 restantes.
 
Con ello, sus familiares recibirán $750 pesos mensuales por niño y se gestionó con el DIF entregar una despensa de artículos no perecederos, además de apoyar a los niños con equipos multidisciplinarios como nutrición, pedagogía, psicología para poder detectar cualquier problema en los niños, sentenció.
 
La funcionaria dijo que el paquete de escuelas que inician con el horario extendido se encuentra en Chihuahua, Delicias, Camargo, Parral, Guachochi, Ojinaga, Balleza, Urique y Carichi, y dentro de todas estas, existen varios esquemas.
 
Mencionó que uno de ellos es el Centro de Integración Social (CEIS), donde las escuelas que dependen de los Servicios Educativos del Estado atienden a los niños que son hijos de padres jornaleros, principalmente, que se pueden ir desde cinco días, hasta 6 meses, de su lugar de residencia, por su trabajo.
 
Indicó que serán 5 los municipios que participan dentro del CEIS, de los cuales, 3 están en Guachochi, uno en Urique y uno en Carichi, y tienen la peculiaridad de que los padres son jornaleros. A ellos se les hace un estudio socioeconómico y entonces es un comité dictaminador, quien determina cuantos niños entran en el programa.
 
Las escuelas seleccionadas, generalmente son las que tienen una cocina y un comedor que estén funcionando, que se encuentren en buenas condiciones y en esas escuelas serán atendidos 2 mil niños en todo el Estado para empezar con el programa piloto, pero este puede crecer el próximo 2023 hasta 5 mil niños beneficiados en todo el Estado de Chihuahua.
 
Torres dio a conocer que lo que se va a ofrecer con la apertura de la escuela, primero que el horario sea de acuerdo con las necesidades de la mamá y a los niños se les va a ofrecer un desayuno caliente, la hora de tareas y las actividades lúdicas.
 
“Pero tenemos otros esquemas para los niños rarámuri, cuyos padres también son jornaleros y que el 60 por ciento vive en las zonas urbanas, en donde las mamás no los pueden llevar porque salen a las 6 de la mañana en un camión que las lleva a la labor”, aseguró.
 
Y dio a conocer que hicieron todo un estudio y vieron la posibilidad de dar una beca adicional para que, con ese recurso, pudieran comprar la comida y pagar a las personas que van a estar cuidando a los niños y que este tipo de escuelas, tienen dos en Camargo, que gracias a horario extendido se pudo incrementar, el número de niños rarámuri atendidos.
 
Finalmente dijo que la inversión para este programa que en su primera etapa termina en diciembre, se invertirá un millón y medio de pesos que surgen de parte de Gobierno del Estado y que para el año 2023, se piensa incrementar el número de menores beneficiados de 2 mil a 5 mil infantes.