La NASA lleva algunos años disparando rayos láser a los árboles, y el argumento que han dado para justificar dicha acción ha confundido a más de uno.

Por la información con la que se cuenta, se sabe que dichos rayos son lanzados desde la Estación Espacial Internacional, con el propósito de que en algún momento se puedan revelar los secretos más recónditos de los bosques del planeta.

La idea al parecer es llegar a comprender cuánta biomasa queda aún y en qué estado se encuentra. Pero, ¿qué es la biomasa?

La biomasa es, por tanto, materia orgánica utilizada como fuente energética. Por su amplia definición, la biomasa abarca un amplio conjunto de materias orgánicas que se caracteriza por su heterogeneidad, tanto por su origen como por su naturaleza.

Por otra parte, el instrumento encargado de lazar los rayos láser lleva por nombre GEDI (Global Ecosystem Dynamics Investigation) el cual ha estado unido a la Estación Espacial Internacional y por lo tanto, orbitando al planeta en búsqueda de comprender mejor a los ecosistemas boscosos. Se trata del primer dispositivo satelital, encargado de proporcionar las estimaciones globales de la biomasa forestal y el carbono que almacenan.

La Estación Espacial Internacional se encuentra constantemente sobrevolando sobre todo el planeta. El GEDI aprovecha esta localización en movimiento para emitir pulsos de láser que manda hacia la tierra y que luego chocan con los árboles más altos. Una tecnología que se conoce como LIDAR, que básicamente consiste en enviar un pulso y medir el tiempo que tarda en regresar a su punto de partida.

Una vez que el pulso choca con el primer objetivo que son las copas de los árboles, sigue progresando hasta encontrarse con el suelo. De esta forma, el sensor mide la diferencia de tiempo que tarda en encontrarse con las copas y la tierra firme, traduciendo el intervalo para poder estimar la altura de los bosques más aislados del planeta.

Según los investigadores de la NASA, el GEDI les permite estimar los distintos niveles de vegetación, lo que no sólo les informa la altura promedio de los bosques, sino un sinfín de información valiosa como la complejidad estructural de los ecosistemas. Esta es la primera vez que se utiliza un dispositivo LIDAR para fines de investigación de los ecosistemas y también, es la primera vez que se coloca uno en la EEI.Iniciar la conversación

Una vez que el pulso choca con el primer objetivo que son las copas de los árboles, sigue progresando hasta encontrarse con el suelo. De esta forma, el sensor mide la diferencia de tiempo que tarda en encontrarse con las copas y la tierra firme, traduciendo el intervalo para poder estimar la altura de los bosques más aislados del planeta.

Según los investigadores de la NASA, el GEDI les permite estimar los distintos niveles de vegetación, lo que no sólo les informa la altura promedio de los bosques, sino un sinfín de información valiosa como la complejidad estructural de los ecosistemas. Esta es la primera vez que se utiliza un dispositivo LIDAR para fines de investigación de los ecosistemas y también, es la primera vez que se coloca uno en la EEI.Iniciar la conversación


© Proporcionado por LOS40Confirman que desde hace años, la NASA dispara rayos láser a los árboles