El sector empresarial del país exige a las autoridades garantizar la seguridad y su patrimonio, lo que el titular del Ejecutivo Federal, López Obrador, califica como exageración.

El Consejo Coordinador Empresarial Nacional demanda lo anterior por los recientes hechos violentos en diversos estados de México y criticó la estrategia de AMLO sobre “abrazos, no balazos”.

Acusó: “Sin duda están exagerando nuestros adversarios […] Está como montado, es propagandístico”.

Al contrario, asegura López Obrador que no hay ningún problema mayor, “pero sí quieren agarrar esa bandera de la violencia”.

Señalizó que sus opositores buscar dar a su gobierno una imagen de ingobernabilidad con ello.

Concluyó en que él no duda en que sus adversarios promueven lo dicho por la Coparmex y criticó que la confederación pertenece a “conservadores”.