A pesar de que Hacienda registró ingresos excedentes por el petróleo y el ISR, estos no fueron suficientes para compensar el costo que tuvo otorgar estímulos fiscales a las gasolinas durante los primeros seis meses del año.

Según los datos del SAT, el primer semestre del 2022 los estímulos fiscales al Impuesto Especial sobre Producción y Servicio (IEPS) a la gasolina fueron de 117 millones 398 mil pesos, mientras que por los complementarios recaudaron apenas 44 millones 047 mil pesos.

Por lo que dejaron de captar 161 millones 445 mil pesos a causa de los estímulos que son parte del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), el cual tiene como fin evitar incrementos en los precios de productos.

Cuando el gobierno presentó los estímulos fiscales, señaló que serían compensados con el excedente de la venta de combustibles, el cual se vende a mayor precio de lo que tenían presupuestado para el 2022.

La cantidad de 161 millones 445 mil pesos que dejaron de captar es mayor al presupuesto del 2022 que aprobaron para la Sedena de 104 millones 106 mil pesos y que el gasto aprobado para los poderes y entes autónomos que suma 149 millones 501 mil pesos.