El tema del suicidio, considerado por algunos como “la otra pandemia”, fue expuesto por el Centro de Atención Psicológica a personal médico, madres y padres de familia, así como a adolescentes, en el Hospital Santa María de Guadalupe.

Se trata de una acción conjunta de personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de Juárez (DIF) y del hospital, para llevar a la zona poniente de la ciudad, temas sociales que son de urgente atención, y como parte de la estrategia de la institución para resolver problemáticas que están causando estragos sociales, se informó.

En representación de la presidenta de DIF, Rubí Enríquez y de la directora general Lucía Chavira, acudió Carlos Grado, director de planeación y evaluación de la institución.

“Preocupados por las estadísticas y enfocados en ofrecer herramientas que salven vidas, es la razón por la cual implementamos este programa especial que llevamos a Ciudad Moderna y sus alrededores, teniendo como sede el Hospital Santa María, para poner sobre la mesa programas preventivos”, dijo la presidenta de DIF, Rubí Enríquez.

“Compartir con nuestra gente alternativas para no aumentar las estadísticas de problemáticas muy complejas que nos lastiman socialmente, como es el suicidio”, expresó.

Según información que se ha dado a conocer, la violencia que se ha vivido en Ciudad Juárez durante la última década ha heredado una generación de adolescentes enfermos de angustia y depresión, propensos al suicidio.

Estudios realizados revelan que la violencia intrafamiliar está afectando a los jóvenes mucho más que la violencia social.

La plática tuvo una duración de dos horas en los que se tocaron asignaciones sobre como identificar las señales que emite un suicida en potencia y presentación de material en video, para cerrar con una dinámica de preguntas y respuestas.