A fin de que las mujeres tomen conciencia de la necesidad de aceptar su cuerpo y respetar el físico de otras, el Instituto Municipal de las Mujeres (IMM) promueve una campaña sobre prevención de la violencia estética.

Conforme inicia el periodo de vacaciones de verano, comienza a circular la publicidad sobre “cuerpos de verano” donde únicamente se observan imágenes que reproducen estereotipos de belleza hegemónicos históricamente impuestos para las mujeres, sostenidos por la cultura y socializados a través de los medios masivos de difusión, sin embargo, ningún cuerpo es mejor que otro, además de que todos los cuerpos son cuerpos de verano, comentó Angélica López, encargada de Investigación del IMM.

Mencionó que los discursos en los que se establecen cánones de belleza hacia las personas reproducen violencia estética, ya que los estereotipos señalan cómo debe ser el cuerpo para poder mostrarlo en bikini y todos están asociados al peso.

Este tipo de violencia afecta principalmente a las mujeres y una de sus manifestaciones es la gordofobia, es decir, un rechazo generalizado a los cuerpos obesos que se lleva a discriminar a las personas con sobrepeso, expuso.

De acuerdo con la encuesta de percepción ciudadana Así Estamos Juárez (2021), el 10.1% de las personas ha sufrido discriminación o maltrato debido a la obesidad.

Debemos entender que los cuerpos son distintos. Hay que generar movimientos positivos de resignificación de la gordura, incluyentes y de reconciliación con el cuerpo, abundó.

La encargada de Investigación del Instituto destacó la importancia de promover el respeto, la diversidad corporal y su normalización.