Mediante el operativo “Médico a Bordo”, personal de la Coordinación General de Seguridad Vial logró detectar durante el fin de semana a 90 guiadores conduciendo en estado de embriaguez, a quienes tras aplicarles el respectivo examen de alcoholemia, fueron trasladados al Centro de Recuperación Cívica Total (CERECITO).

Del total de conductores alcoholizados sorprendidos, 16 resultaron ser mujeres y 74 hombres; de los detenidos, 85 fueron detectados infringiendo el reglamento de Seguridad Vial al conducir, mientras que otros cinco fueron delatados por protagonizar algún accidente automovilístico.

El viernes 29 de junio fueron detenidos 25 conductores manejando bajo influjos de bebidas embriagantes, el sábado 30 de julio fueron 35 y el domingo 31 fueron 30; a ellos, el juez en turno determinó las horas a purgar en el Cerecito.

La sanción por manejar en estado de embriaguez equivale a un arresto administrativo por un periodo de tiempo designado por un juez, el cual va desde las 24 hasta las 36 horas recluido en las instalaciones del CERECITO.

Seguridad Vial le recuerda a la comunidad que conducir en estado de ebriedad afecta el comportamiento, disminuye la capacidad de reacción y no permite distinguir con claridad los colores del semáforo.

La corporación trabaja “Por una mejor cultura vial”, con el fin de disminuir incidentes, crear conciencia y responsabilidad al momento de transitar por las diversas vialidades de nuestra ciudad.

*Imagen de #JuarezDigital, camioneta tipo pick up, perdió el control y cayó de la vía a la altura boulevard Zaragoza.