Ante la escasez de agua que se vive en Nuevo León, los representantes del sector privado de la entidad, consideran que esta crisis puede hacer que más de 13 mil micro, pequeñas y medianas empresas estén en riesgo de quebrar.

El director general de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León, Guillermo Dillon Montaña, explicó que la crisis de agua deriva en que 13 mil 500 micro, pequeñas y medianas empresas quiebren.

Esto lo dice por la afectación de tipo política y mediática que busca pasar la culpa a la industria, cuando está demostrando que la industria solo consume cuatro por ciento del total de agua.

“Aquellas empresas, sobre todo pequeñas, medianas y algunas grandes, que dependen del suministro de Agua y Drenaje para sus procesos productivos, sobre todo empresas de alimentos, que ante la incertidumbre de los cortes y la duración de los mismos ha llevado a agotar sus cisternas”, comentó.

Por el momento, afirma que no tienen resuelto el problema a largo plazo en la solución del agua en el estado y mientras no lo tengan, existe el riesgo de perder inversiones en el estado de empresas, sobre todo sensibles al uso de agua.

El presidente de la Federación Patronal de la República Mexicana de Nuevo León, Óscar Martínez Treviño, señaló que actualmente el estado está pasando por una situación muy crítica y que las empresas están empezando a tener afectaciones.