Chihuahua. – Con su voto en contra a la reforma al Poder Judicial, la diputada América García descalificó el procedimiento de selección de Magistradas y Magistrados y la reelección de Consejeras y Consejeros de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, propuesta que deja de lado la participación paritaria de mujeres y transgrede el derecho de la sociedad civil para acceder a cargos públicos; reforma que además definió como un proceso grave de restauración duartista.

“Expreso mi preocupación sobre el procedimiento de selección de Magistradas y Magistrados y la reelección de Consejeras y Consejeros de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, porque pareciera que estamos dejando de lado lo que cada uno de nosotros, como diputados y diputadas nos comprometimos al tomar protesta como representantes ciudadanos, y que es salvaguardar los derechos de las y los chihuahuenses en todos sus ámbitos por igual”, afirmó.

En este sentido, cuestionó la propuesta para la reelección de los Consejeros designados por el Congreso del Estado y el Poder Ejecutivo, pues resulta más que evidente, que se transgrede el derecho de la sociedad civil para acceder a esos cargos públicos, de conformidad con el último párrafo del artículo 107 de la Constitución Política del Estado de Chihuahua y que da poder a los grupos infiltrados del duartismo.

En el caso de la reelección de los Magistrados Consejeros designados por el Pleno del Tribunal Superior de Justicia, menciona que se está abriendo la posibilidad al ejercicio por un periodo desproporcionadamente excesivo, tomando en consideración que los Magistrados son designados para un único periodo de quince años, de acuerdo a lo contemplado en el artículo 103 de la Constitución Política del Estado de Chihuahua, por lo que se opone a dicha reelección.

“El plazo de 5 años es un período objetivo y suficiente para representar a la sociedad como integrante del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado y, la imposibilidad para ser nombrado en un nuevo periodo constituye un límite razonable en el ejercicio del cargo”, acotó la legisladora de la Bancada Naranja.

Destacó América García Soto, que el otro tema que le preocupa al hacer el debido análisis al dictamen presentado por la comisión, es que no existe la más mínima garantía para la integración y conformación paritaria del Pleno del Tribunal Superior de Justicia y del Pleno del Consejo de la Judicatura.

“Lamento que mujeres profesionistas del derecho no logren alcanzar la titularidad de un órgano jurisdiccional. Lamento que el dictamen no proponga la implementación de un concurso de oposición dirigido exclusivamente a mujeres como una medida correctiva a una situación de desigualdad, que tiene como finalidad fomentar su participación en los procesos de selección y lograr incrementar el número de juzgadoras en nuestro país, tal y como se ha implementado por parte de Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la Federación”, criticó.

Lamentó la joven congresista que después de la reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en junio del 2019, mediante la cual se reconoció a la paridad de género como un principio constitucional, el Congreso del Estado de Chihuahua siga proponiendo este tipo de reformas que se alejan cada vez más de una integración paritaria en los espacios con más alta jerarquía dentro del servicio público.

“Tengo la plena convicción de que la participación paritaria enriquece las decisiones y acelera la transformación hacia la paz y el bienestar que debemos construir todas y todos, por ello, se deben contar con mecanismos que garanticen el resultado de una integración paritaria del Pleno del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, tomando en consideración que su integración involucra la decisión e intervención de los tres poderes del Estado”, concluyó la diputada por Movimiento Ciudadano.