Regidores de la administración de Nuevo Casas Grandes, así como la Síndica Municipal Mtra. Venus Olmos, se mostraron inconformes por la cancelación de la sesión extraordinaria que debió realizarse la mañana de este martes, pero media hora antes les avisaron que la alcaldesa había decidido cancelarla.
Dijeron que no es correcto que esto suceda, puesto que si bien la autoridad municipal tiene esa facultad, no se vale que les avisen de última hora.
Mencionaron que en la sesión se iban a tratar los temas del cobro de 400 pesos por el DAP a comerciantes y lo del cobro en el predial de los 100 pesos para el mantenimiento del pavimento.
Agregan que cada día son mas los reclamos de la ciudadanía en torno a estos temas y aún no se han podido realizar las adecuaciones correspondientes.
Habrán de hacer llegar por escrito y de manera formal su inconformidad a la alcaldesa.