La Dirección de Derechos Humanos del municipio informó que se debe estar atento a la audiencia que se celebrará este viernes, en la cual se va a decidir la permanencia o eliminación del Título 42 en la frontera con México, la cual expulsa a los migrantes de los Estados Unidos sin ofrecerles una alternativa para solicitar asilo político o comparecer ante una corte migratoria para exponer su caso.

Bajo esta política de salud pública activada en marzo de 2020 por la pandemia del coronavirus, el gobierno norteamericano en el último año y medio expulsó a 1.3 millones de migrantes, lo cual viola su derecho humano a solicitar el asilo, consideró Santiago González Reyes, titular de la dependencia.

La demanda en contra de levantar las restricciones del Título 42 es encabezada por Arizona y participan, además, los estados de Alabama, Texas, Alaska, Arkansas, Carolina del Sur, Florida, Georgia, Idaho, Kansas, Kentucky, Louisiana, Missouri, Montana, Mississippi, Nebraska, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Utah, West Virginia y Wyoming.

Reyes González precisó que en caso de que se eliminen las restricciones del Título 42, esto va a generar desinformación entre las personas en situación de movilidad, lo que puede traer consigo un mayor flujo de migrantes por Ciudad Juárez, a pesar de que la frontera continuará cerrada.

Dijo que aunque este es un tema que le compete de forma directa al Gobierno Federal, el Municipio de Juárez se prepara para poder recibir a una mayor cantidad de migrantes, por ello está haciendo acopio de insumos de higiene personal, así como mejorar las instalaciones sanitarias en el albergue del gimnasio municipal Kiki Romero.

Agregó que lo más importante es que termine la condición de movilidad de las personas, la cual se da por tres vías, sin embargo, es una decisión propia de cada persona.

La primera es que consiga su objetivo de llegar al lugar que él ha decidido, por ello se le proporciona información a través de la Oficina de Atención a Migrantes sobre las dificultades que existen para conseguir su objetivo, el cual ya no le compete al Gobierno Municipal.

La segunda es que se adapte al punto a donde ha llegado y se encuentra estancado; para ello se cuenta con una bolsa de trabajo y se les otorgan facilidades para conseguir la documentación requerida para iniciar el proceso de su estancia legal en el país.

La tercera es regresar a su lugar de origen, donde también se les brinda apoyo de un 50 por ciento de descuento en el traslado en autobús a la Ciudad de México, donde se encuentran la mayoría de las embajadas, o incluso hasta la frontera de México con Guatemala.