La Dirección de Derechos Humanos del municipio impartió dos talleres a la población migrante que se encuentra en el albergue municipal Kiki Romero, con los temas “Señales de alerta ante abuso infantil” y “Defensa Personal para mujeres”, dio a conocer Santiago González Reyes, titular de la dependencia.

Dijo que debido a que esta población de personas en situación de movilidad está en constante renovación, se dan estos talleres para que los niños y niñas conozcan su cuerpo, identificar y nombrar de forma correcta cada una de sus partes, así como reconocer cuando alguien les quiere hacer daño y cómo solicitar ayuda.

También se da un mensaje a las madres de los menores, para que identifiquen las alertas ante un posible abuso sexual, así como sus implicaciones y efectos.

González Reyes informó que también se gestionó ante la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) un taller de defensa personal para mujeres migrantes, entendiendo que ellas viven una doble vulnerabilidad, por lo que es necesario que estén preparadas para defenderse.

Dicho taller consiste en técnicas básicas para escapar de un ataque con arma blanca o de sumisión.

Pero también sirve para bajar el estrés, convivir y tener una cercanía con las autoridades, para que las personas en situación de movilidad tengan mayor confianza para pedir ayuda, dijo el funcionario.

Estos talleres para prevenir el abuso sexual en los menores migrantes y defensa personal, forman parte de una serie de pláticas que imparte la Dirección de Derechos Humanos a las personas que se encuentran en este espacio, donde se abordaran temas especializados como “Nuevas masculinidades”, “Paternidades responsables”, “Atención a la frustración”, “Atención a la Violencia”, entre otros.