Ante el incremento de temperaturas y la necesidad de agua potable al surponiente de la ciudad, la Dirección General de Desarrollo Social trabaja, particularmente en él área de los kilómetros, para hacer un sondeo de las viviendas y poder llevar agua potable.

El director de la dependencia Arturo Urquidi, señaló que el estudio servirá para determinar las viviendas con mayor necesidad y con ello generar una estrategia para la entrega de agua que será repartida en pipas, de tal forma que no falte el vital líquido para las familias del sector.

Agregó que el Presidente Municipal, Cruz Pérez Cuéllar, señaló cómo una prioridad dar atención a esta parte de la ciudad que cuenta con problemas de años en el suministro de agua potable.

Se contempla dentro del programa dar recipientes para el almacenamiento a quienes no cuenten con los necesarios, además se pretende dar un cupón canjeable para mejor control del recurso.

Los sondeos se están realizando a través de brigadas de la dependencia, quienes incluso han acudido a escuelas del sector para ver la posibilidad de entrar en el programa, el cual estará iniciando en algunas de semanas.