Usó el truco del falso envío de mensajería para engañar a su víctima haciéndose pasar por su sobrino y hacer que depositara la cantidad de 37 mil pesos
 
Con datos de prueba obtenidos tras una minuciosa investigación, la Fiscalía de Distrito Zona Centro acreditó la posible participación del acusado Diego César V. M., por el delito de fraude, cometido a través de una extorsión telefónica desde Guadalajara, Jalisco.
El imputado, fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigación el pasado 19 de abril, en la mencionada ciudad, donde se contó con el apoyo de las autoridades locales para cumplimentarle una orden de aprehensión.
De acuerdo con los hechos delictivos que se le acusan, el mes de octubre de 2019 contactó vía telefónica a la víctima, haciéndose pasar por su sobrino y la engañó para que hiciera dos depósitos bancarios por un total de 37 mil pesos.
Las indagatorias en torno al caso, establecieron que el acusado, quien pidió ayuda a la víctima con el supuesto de que recibiría un paquete que le envió desde los Estados Unidos que contenía varios artículos, incluyendo todos sus ahorros.
Para hacer más creíble el fraude, el imputado proporcionó a la víctima un número telefónico con lada local de esta ciudad de Chihuahua, el cual supuestamente pertenecía a la paquetería.
La víctima habló a ese número y le contestó una persona que se hizo pasar por empleado, el cual le dijo que se requería que depositara la cantidad de cinco mil pesos para liberar el paquete.
Posteriormente, le hablaron a la víctima diciéndole que debido al dinero que estaba en el paquete era necesario pagar los impuestos de Hacienda, por lo que debía hacer un segundo depósito por la cantidad de 32 mil pesos.
El afectado accedió a realizar los depósitos de dinero creyendo que realmente se trataba de su sobrino y quería evitar que regresaran dicho paquete, sin embargo, posteriormente se dio cuenta del engaño del que había sido víctima.
En el curso de las investigaciones del caso, se utilizaron recursos tecnológicos para el análisis de evidencia digital y telefónica que llevó a los investigadores a identificar a Diego César V. M., como presunto responsable y detenerlo en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.
Una vez trasladado a la ciudad de Chihuahua, se formuló imputación en su contra y con base en lo expuesto en su contra, se logró que el Juez de Control del Distrito Judicial conocedor de la causa penal, lo vinculara a proceso bajo la medida cautelar de prisión preventiva.
**De acuerdo con las leyes y normas vigentes, el imputado se presume inocente mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por la autoridad judicial. (artículo 13 del Código Nacional de Procedimientos Penales).