Con el incremento de temperaturas en la región, el Gobierno Municipal, a través de la Dirección de Salud, informa a la comunidad sobre las medidas indicadas para prevenir factores de riesgo derivados de la temporada, dio a conocer Daphne Santana Fernández, titular de la dependencia.

Comentó que algunos de los malestares que se registran en esta temporada son los golpes de calor, insolación, deshidratación, quemaduras por el sol y enfermedades gastrointestinales, entre otros padecimientos.

Por ello, la funcionaria dijo que es muy importante consumir diariamente cuando menos dos litros de agua que haya sido hervida o desinfectada previamente, evitar exponerse al sol por periodos prolongados, especialmente de 11:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, que es cuando la temperatura alcanza sus niveles más altos.

Al salir a la calle se recomienda utilizar ropa ligera y de colores claros, aplicarse protector solar, llevar sombrero, gorra, lentes de sol y sombrilla, procurando permanecer en lugares frescos, a la sombra y bien ventilados.

Antes de abordar un automóvil hay que ventilarlo, pues en esta temporada es normal que se acumule el calor; también se deben mantener las medidas de higiene correspondientes como lavarse las manos y los alimentos antes de prepararlos, señaló.