Las personas retornadas bajo el programa Permanecer en México, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) continúan en aumento, pues durante el mes de abril se han recibido a 147 en el albergue del gimnasio municipal Kiki Romero.

Santiago González Reyes, titular de la dependencia, mencionó que desde que se reanudó este programa el pasado 13 de diciembre, han recibido a 662 personas en el albergue.

Los retornados son hombres que viajan solos, los cuales en su mayoría son originarios de Nicaragua y Cuba, comentó.

El programa “Permanecer en México”, también llamado “Quédate en México”, de los llamados Protocolos de Protección de los Migrantes (MPP), consiste en que los solicitantes de asilo en Estados Unidos regresen a México a esperar su proceso, hasta ser deportados a su país o ser aceptados por el gobierno norteamericano.

González Reyes dijo que el próximo mes de mayo terminarán las expulsiones de migrantes de los Estados Unidos bajo el Título 42, lo cual podría generar un incremento en la llegada de personas en situación de movilidad, que buscan introducirse a suelo norteamericano.

La política del Título 42 fue aplicada desde el 2020, tras la pandemia por Covid-19, y en el último año y medio expulsó a 1.3 millones de migrantes sin ofrecerles una alternativa para solicitar asilo político o comparecer ante una corte migratoria para exponer su caso.

El albergue, ubicado en la calle Codorniz y avenida De los Aztecas, se encuentra a un 51 por ciento de su capacidad, pues la población actualmente es de 115 migrantes, cuando se tiene espacio para dar atención hasta 200 personas.

Recordó que el albergue para migrantes Kiki Romero solo funciona como filtro, pues al llegar se les hace una prueba de COVID-19, después permanecen cuatro días en este espacio para ser trasladados al Centro Integrador para Migrantes “Leona Vicario” a cargo del Gobierno Federal.