La UT Paquimé fue la única universidad tecnológica entre las 20 universidades públicas participantes de todo el país; el evento fue organizado por el Tec de Monterrey, a través de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción

La Universidad Tecnológica de Paquimé (UT Paquimé) tuvo una destacada participación en la segunda edición del Hackaton Discorruption 2022, que se llevó a cabo de manera virtual con 30 equipos integrados por un total de 150 estudiantes pertenecientes a 20 universidades públicas y privadas de todo el país,

Cada grupo se enfocó en el desarrollo de una herramienta tecnológica (web responsiva y/o aplicación móvil), que permita la denuncia de hechos de corrupción, tomando en cuenta los más altos estándares internacionales de protección de denunciantes (wistleblowers).

Durante el evento organizado por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey a través de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción (ITAC), se reconoció el gran entusiasmo y dedicación del equipo “UTP Halcones” de la UT Paquimé, que fue la única universidad tecnológica del país que participó, poniendo en alto el nombre de Casas Grandes y del Estado de Chihuahua.

De acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción 2021 (IPC), México ocupa el lugar 124 de entre 180 países, con 31 puntos sobre 100, por lo que el “Hackathon Discorruption 2022” revistió una gran relevancia en este contexto, ya que su objetivo principal es crear un impacto social para motivar la denuncia y proteger a quienes la interponen para contribuir a erradicar la corrupción en México.

El decano de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública (EGobiernoyTP) del Tec de Monterrey, comentó “este tipo de eventos, fomentan la participación ciudadana a través de los jóvenes, como parte de la solución contra la corrupción, pero más aún, los hace conscientes de que la corrupción es un mal que se debe erradicar, ya que daña la economía, los valores y la sociedad”.

El enfoque de los tres proyectos ganadores de este año fue la participación de la ciudadanía mediante el uso de la tecnología, para denunciar posibles actos de corrupción, así como los riesgos en procesos que pudieran dejar espacio para que se presente esta problemática.

El primer lugar fue para el equipo Los anónimos, con la herramienta “Denuncia Segura”, con enfoque en la seguridad, confiabilidad y accesibilidad, protegiendo la integridad de los datos del denunciante.

El segundo lugar lo obtuvo Flowcharters, con el proyecto “Meta whistle” App que se utiliza para registrar denuncias, recopilar información, subir archivos, y se mencionan posibles mejoras, como un sistema de trackeo o seguimiento de la denuncia.

El tercer lugar lo ocupó “Denuncia Solo para Incorruptibles” del equipo Solo para incorruptibles, con la plataforma que funciona como medio para brindar información asociada al fenómeno de la corrupción, así como para recibir denuncias y llevarlas ante las autoridades correspondientes.