La nadadora más condecorada de la historia debe pagar 44 mil dólares de ISR por sus dos medallas de oro y dos de plata.

Katie Ledecky es una las nadadora más condecorada de la historia. Ha ganado siete medallas olímpicas de oro, así como 15 campeonatos mundiales y una gran cantidad de récord mundiales.

Sin embargo, todos esos logros no pueden ahuyentar a los impuestos. De acuerdo con Bloomberg, Ledecky podría deber 44 mil dólares en impuestos por sus dos medallas de oro y dos de plata obtenidas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Esto se debe a sus patrocinios y a los premios monetarios que vienen con las medallas. Para esta edición, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos premia con las siguientes cantidades a los medallitas:

  • 37,500 dólares para oro.
  • 22,500 dólares para plata.
  • 15,000 dólares para bronce.

Estos premios se cuentan como ingresos gravables de ISR según la Sección 74 del Código de Rentas Internas. Sin embargo, no todos los atletas olímpicos que ganaron medallas tendrán que pagar los impuestos.

Se estima que Ledecky gana más de un millón de dólares al año. Esto la coloca en la tasa impositiva más alta de 37%. Otros atletas con ingresos menores a un millón de dólares están exentos de estos impuestos según la ley.

Los premios en México

En México, el artículo 110 de la Ley General de Cultura Física y Deporte establece un premio parecido por ganar medallas; sin embargo, los montos otorgados son menos llamativos:

La CONADE promoverá y gestionará la constitución de fideicomisos destinados al otorgamiento de un reconocimiento económico vitalicio, a los deportistas que en representación oficial obtengan o hayan obtenido una o más medallas en Juegos Olímpicos o Paralímpicos.

Así, cada medallista obtiene una beca mensual acumulativa; es decir, lo pueden recibir por cada medalla que ganen. Para estos Juegos Olímpicos, las becas fueron las siguientes:

  • 13 mil pesos por oro.
  • 11 mil pesos por plata.
  • 10 mil pesos por bronce.

Además de la beca, los medallistas mexicanos reciben un bono; sin embargo, este año no se especificó. En Río 2016, el bono fue de tres millones de pesos para otro; dos millones para plata, y un millón para bronce.

En este caso, los atletas mexicanos también deben pagar impuestos. El artículo 107 de la Ley del ISR establece que se debe pagar el 20% de los ingresos obtenidos por premios deportivos.

Con información de Reforma, Forbes y Bloomberg