“Ayer lunes, yo me paré a las 7 de la mañana, abrí la puerta para que entraran los trabajadores. Me percaté que había unas manchas de sangre y revise no vi nada, pero como tengo un perro conmigo; el perro olió la sangre, corrió hacia abajo y empezó a ladrar y la sorpresa que me llevé, que me topé con dos criaturitas muertas”, relató un testigo.

Este es el relato del testigo que encontró el cuerpo de dos infantes en la zona del Rancho el Descanso, a unos 29 kilómetros de Rosarito, Baja California.

Estaban desnuditos, los dos en pañal, yo a uno le vi una herida en la espalda como que los perforaron con una estaca y estaba golpeadito de la cara. El otro no lo vi, el más chiquito estaba golpeadito de la cara y estaba de costado y se miraba una perforación en la espalda como de un palo y la verdad fue algo me dio mucha tristeza, yo tengo mi nietito, me acordé de él y dije maldita sea el que hizo este crimen, fue algo feo, se miraba que era de raza blanca como americanos”, comentó.

Mathey Taylor, de 40 años de edad y ciudadano estadunidense, es el presunto homicida de sus propios hijos: un niño de 3 años y una niña de 11 meses.

Sería también el responsable de la sustracción de los infantes, según la investigación de la Fiscalía.

Mathey llegó a un hotel en Rosarito con sus dos hijos el pasado 7 de agosto, se registró y volvió a salir de este sitio el 9 de agosto a las 2:54 de la madrugada rumbo a las inmediaciones del camino vecinal, donde asesinaría y abandonaría los cuerpos de los niños.

Regresó hasta el hotel, donde ingresó y permaneció hasta las 9 con 33 minutos en que se retira del hotel y ya no regresa, sabemos por el intercambio de información con autoridades estadunidenses que pretendió ingresar a Estados Unidos de América, donde se encuentra bajo custodia de autoridades, hemos estado trabajando sobre todo con autoridades que están trabajando la investigación en EU para que los familiares se acerquen  y reconozcan los dos cadáveres y hagan su sepultura”, informó Hiram Sánchez, fiscal central de BC.

El niño tenía 17 lesiones y la niña 12 con arma punzocortante, según información de la Fiscalía.

El padre de los menores tenía maestría en idioma español y una escuela de surf en Santa Bárbara California.

Hasta el momento la Fiscalía no ha entablado comunicación con la mamá de los niños asesinados en Rosarito, Baja California.

© Proporcionado por Excelsior