LOS SENADORES KAINE Y PORTMAN ENCABEZAN DELEGACIÓN BIPARTIDISTA DEL CONGRESO EN VISITA A MÉXICO; SE REÚNEN CON FUNCIONARIOS GUBERNAMENTALES Y LÍDERES EMPRESARIALES Y DE LA SOCIEDAD CIVIL Y DIALOGAN SOBRE ESFUERZOS CONTRA EL COVID

WASHINGTON, D.C. —El día de hoy, los senadores Tim Kaine (Demócrata por Virginia) y Rob Portman (Republicano por Ohio), ambos integrantes del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, concluyeron una visita de dos días a la Ciudad de México. Kaine y Portman encabezaron una delegación bipartidista del Congreso, misma que estuvo integrada por los senadores Mike Crapo (Republicano por Idaho), John Hoeven (Republicano por Dakota del Norte), y Ben Ray Luján (Demócrata por Nuevo México), para dialogar sobre temas bilaterales con funcionarios del gobierno de México así como con líderes empresariales y de la sociedad civil. Durante sus reuniones, los senadores dialogaron sobre los esfuerzos de Estados Unidos por ayudar a México en la lucha contra el COVID, incluyendo mediante los recientes envíos de más de 4 millones de vacunas a México.  

“La alianza entre México y Estados Unidos es una de las más sólidas e importantes de nuestra nación”, comentó el senador Kaine. “Estoy impresionado con el profundo compromiso de cooperación del gobierno, la sociedad civil y los líderes empresariales con quienes nos reunimos durante los últimos dos días, especialmente, cuando se trata de nuestro compromiso por defender el Estado de Derecho, abordar las causas subyacentes de la migración, y mejorar nuestra relación comercial. Espero seguir fortaleciendo nuestra asociación con nuestro vecino México en el amplio espectro de cuestiones económicas y de seguridad fundamentales para nuestra relación”.

“La visita de esta semana a México reafirmó el compromiso compartido entre nuestros dos países por fortalecer nuestra alianza y construir sobre nuestras ya sólidas relaciones”, dijo por su parte el Senador Portman. “Agradezco nuestro diálogo con el Presidente López Obrador y con el Secretario de Relaciones Exteriores Ebrard sobre reducir el flujo de la migración ilegal y drogas ilícitas hacia México y Estados Unidos, sobre la implementación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), y sobre la importancia de la coordinación mutua para vacunar al pueblo de México contra el COVID-19”.

En reuniones con el presidente de México Andrés Manuel López Obrador y con el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, los senadores agradecieron por la larga asociación con Estados Unidos y dialogaron sobre la importancia de promover el comercio justo en América del Norte y Latinoamérica. La delegación enfatizó también la importancia de trabajar conjuntamente para resolver las causas subyacentes de la migración en América Latina, así como la cooperación en medidas de seguridad fronteriza, y apoyar los esfuerzos por reducir el tráfico ilegal de drogas y las muertes relacionadas con las drogas en ambos lados de la frontera. La delegación continuó los diálogos enfocados en la migración con el Director para asuntos de América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores Roberto Velasco y con otros funcionarios del gobierno de México.

La delegación también se reunió con líderes empresariales para dialogar sobre el T-MEC y sobre los pasos que ambos países pueden dar para aumentar el comercio y la inversión de maneras mutuamente benéficas. También dialogaron sobre cómo ambos países pueden aliarse para crear más inversión de la iniciativa privada en el Triángulo Norte de Centroamérica con el fin de crear empleos en esos países, detener el flujo de la migración y mejorar la seguridad y la prosperidad en la región.

La delegación también sostuvo una mesa redonda con líderes de la sociedad civil de México para dialogar sobre la importancia de los derechos humanos y la promoción de la libertad de prensa a nivel mundial. Kaine dialogó sobre sus esfuerzos bipartidistas por ayudar a que periodistas en el exterior estén seguros; usar los fondos existentes para prevenir, investigar y dar proceso judicial a crímenes contra periodistas en el extranjero, y crear una nueva categoría de visas para permitir a periodistas amenazados entrar a Estados Unidos.