Un hombre de 47 años murió el viernes en Tijuana, Baja California, luego de que explotara su celular, que se encontraba cargando, mientras estaba durmiendo.

Policías y bomberos encontraron a la persona con quemaduras de segundo y tercer grado, y a lado de él su dispositivo carbonizado, según un reporte del diario El debate.

En el domicilio del hoy occiso se encontró también una televisión y un foco quemados, reporta el medio.

La Fiscalía de Baja California realiza las investigaciones correspondientes.