• Esta es una estrategia de formación de la Dirección de Derechos Humanos e Igualdad de Género del Poder Judicial en conjunto con el Instituto de Formación y Actualización Judicial en el contexto de los 10 años de la reforma constitucional en materia de derechos humanos.

La Magistrada Adela Alicia Jiménez titular de la segunda sala familiar, expresó en su conferencia virtual distintos criterios, entre los que destacan diversos tratados internacionales ratificados, que obligan a las autoridades a combatir la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género dentro de sus ámbitos de competencia.

La ponente refirió “Las personas LGBT deben gozar de los mismos derechos que todas las demás personas tienen, es fundamental, justo y no es radical y tampoco resulta complicado, esta afirmación tiene como base los dos principios fundamentales que sustentan las normas internacionales de derechos humanos la igualdad y no la discriminación”.

También se resaltó la importancia de que no sólo los impartidores de justicia conozcan de los protocolos de la Suprema Corte de Justicia en la materia,* “sepan que esta es una herramienta que sirve para comprender e identificar los derechos, sobre como la orientación sexual y la identidad de género”.*

Finalmente, la expositora compartió datos de una encuesta que revela que en 76 países es considerado como delito ser parte o apoyar a la comunidad LBGT e incluso en cinco de ellos, se castiga con la muerte; por lo que se considera que existe una falta de protección jurídica que a su vez, provoca actitudes hostiles, discriminación laboral, expulsión en los centros de enseñanza y denegación en los centros de salud.