Presenta en la ciudad de Chihuahua su Quinto Informe de Gobierno donde destaca que se hizo una inversión que gobiernos  anteriores no hicieron, aun estando en mejores condiciones económicas

Al presentar su Quinto Informe de Gobierno a los chihuahuenses en la capital del estado, el gobernador Javier Corral afirmó que se dejará un estándar muy alto para las próximas administraciones, por los logros alcanzados en estos años.

“Destinamos una inversión que, aún en mejores condiciones, no se destinó en administraciones pasadas, ya sea por desinterés o simplemente por el pasado de saqueo que me precede”, expuso a los asistentes al Centro de Convenciones y Exposiciones, sede del evento.

Al lugar acudieron, entre otras personalidades, el procurador fiscal de la Federación Carlos Romero Aranda, en representación del Gobierno de la República; el subprocurador de Delitos Fiscales del Sistema de la Federación, Josué Miguel Contreras, además de alcaldesas, alcaldes, diputados locales y federales.

Agradeció además la presencia del senador de la República, Roberto Gil Zuarth; la politóloga Rebeca Cluothier y esposo, el empresario Anthony Drexel; el también empresario Juan Aguirre Abdo;  la diputada federal, Martha Tagle, el comunicador Alfredo Lecona, así como los politólogos Sergio Leyva y Horacio Flores; el rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Luis Fierro, y los sacerdotes Dizán Vázquez y Javier Ávila.

El mandatario estatal recalcó que aunque durante su gestión, enfrentó condiciones muy difíciles, se hizo todo lo que estuvo en sus manos para instituir un gobierno ejemplar, cuyos resultados son fruto de un trabajo honesto, con principios y ética al servicio público, tan necesarios en la época actual.

Recordó que desde el inicio de su Administración, sabía que debían enfrentar muchos intereses creados, a dinámicas y prácticas perniciosas arraigadas al duartismo, como este sistema corrupto y corruptor que pervive en muchos espacios y sectores.

Sectores que precisó, “viven en la añoranza de los tiempos en los que el dinero público, en lugar de llegar a la atención de la población se desviaba para acallar realidades, comprar silencios, voluntades y lealtades”.

Dijo que deja un estado que hoy por hoy, es reconocido por ser ejemplo de combate a la corrupción y porque pudo ponerse en pie, a pesar de las condiciones materiales e institucionales en que se recibió

“Es así como logramos colocar a nuestra entidad adelante en diversos indicadores en materia de transparencia, de procuración de justicia, de política social, crecimiento económico, combate a la corrupción, fiscalización efectiva, reducción de la pobreza, perspectiva de género, compromiso con los derechos humanos y atención a víctimas”, señaló.

Refirió que uno de sus propósitos como gobernador, fue rescatar el sentido de la política como la enorme oportunidad que la persona tiene de encontrarse a sí misma en el servicio a los demás.

“Y me siento muy satisfecho porque si algo hubo en este período, fue un ánimo de servicio, de trabajar para contribuir al desarrollo de las familias chihuahuenses y sobre todo para que la ciudadanía no se resigne a gobiernos corruptos, que sepa que el futuro se construye a su vera”, concluyó.–