En el marco del Festival Internacional Chihuahua, se le otorga esta distinción por sus más de 60 años de trayectoria y su influencia con impacto internacional

Por ser el precursor del rescate de la milenaria cerámica de Paquimé, el Gobierno del Estado de Chihuahua, a través de la Secretaría de Cultura, entregó el Premio Gawí Tónara, Pilares del Mundo, a Juan Quezada Celado, con el que también se le reconocen sus más de 60 años de trayectoria.

Esta entrega tradicionalmente se realiza en una ceremonia en el Palacio de Gobierno, sin embargo, el homenajeado no pudo desplazarse hasta esta capital por motivos de salud del galardonado, por lo que la titular de la Secretaría de Cultura, Concepción Landa García-Téllez, acudió al poblado de Mata Ortiz, municipio de Casas Grandes, para entregarle la estatuilla.

La entrega se documentó en video, mismo que se encuentra disponible en las redes sociodigitales de la dependencia estatal, a efecto de hacer extensivo el momento y el emotivo mensaje de agradecimiento emitido por Juan Quezada.

Se trata de la décimo séptima entrega de este premio, que se otorga en el marco del Festival Internacional Chihuahua a los personajes que han engrandecido el nombre del Estado y que han trascendido por su talento, destacándose a nivel mundial.

Así, este año se distingue a Juan Quezada Celado por revivir el delicado y minucioso arte de la cerámica que se practicaba hace miles de años, trayendo a la actualidad esta obra de alfarería ancestral.

Según narra el mismo Juan Quezada, su alma curiosa lo llevó a temprana edad a explorar los alrededores del poblado de Mata Ortiz, llegando a descubrir antiguos restos de ollas.

Al examinarlas con cuidado, se dio a la tarea de reproducirlas sin tener conocimientos previos sobre alfarería. Todo a base de observación, experimentación y búsqueda de la materia prima, como lo es el barro, los pigmentos y los pinceles para realizar los trazos que caracterizan estas ollas.

Recuerda el alfarero que después de muchas pruebas y errores, logró perfeccionar la técnica para crear lo que ahora se conoce como la “Nueva Cerámica de Paquimé”.

Estas piezas tuvieron su incursión en el mercado gracias a la mancuerna del ceramista y el antropólogo americano Spencer MacCallum, a partir de la cual se dio a conocer prácticamente a nivel mundial, y la demanda de ollas se disparó.

Cabe señalar que el ceramista ha compartido su talento y conocimiento con sus hijos y nietos, y a la vez la ha hecho extensiva con los habitantes de Mata Ortiz, a tal grado que la fabricación y venta de ollas es la principal actividad productiva del poblado.

Juan Quezada ha sido galardonado internacionalmente y ha recibido muchos premios, entre ellos el Premio Nacional de Ciencias y Artes, recibido de manos del presidente de la República, Ernesto Zedillo Ponce de León, en 1999.

A partir del conocimiento heredado por Juan Quezada, los alfareros de Mata Ortiz han perfeccionado la técnica por años de práctica. Al recopilar el barro que sólo puede encontrarse en especificas partes del monte, colar el barro que requiere de conocimientos en los tipos de barro para mezclarlos en su punto apropiado; medir el tiempo correcto para el secado que depende hasta del más mínimo cambio del clima y en el moldeado, para aplicar la fuerza correcta y dar forma a una obra de arte.

Mata Ortiz ha tomado un lugar importante en el marco de cultural del estado y del país, gracias a los esfuerzos de Juan Quezada, a quien el Gobierno del Estado de Chihuahua, a través del Festival Internacional Chihuahua, reconoce hoy con la entrega de la estatuilla y el premio Gawí Tónara, Pilares del Mundo.

Los personajes que han sido homenajeados con la entrega de este premio, durante la presente administración estatal, son: en 2017 se otorgaron dos premios, uno a Tino Contreras, baterista de fama mundial y otro a la cantante y actriz Carmen Cardenal; en 2018 a Alfredo López Austin, reconocido historiador; en 2019 se le otorgó a Víctor Orozco, historiador y académico y el año pasado, en 2020, se entregaron tres preseas: a Modesto Gaytán, director de orquesta y formador de generaciones de músicos; al escritor Enrique Cortázar y a la gran escultora de Chihuahua para el mundo, Águeda Lozano.