Se trata de una descarada argucia legal de los abogados de quien dice sufrir  un presunto daño moral al ser investigado por la Fiscalía General del Estado, por hechos relacionados con actos de corrupción, destaca el Gobernador

La denuncia por daño moral que fue interpuesta ante los juzgados estatales por los abogados de César Horacio D.J., es una ofensa al Pueblo de Chihuahua, afirmó el gobernador Javier Corral.

Se trata, dijo, de una descarada argucia legal, “como si a los chihuahuenses se les hubiera olvidado de la noche a la mañana, el más grande desfalco vivido en la historia del estado”, declaró a Elisa Alanís, conductora de Milenio Noticias.

Explicó que los abogados hablan de una demanda ante el poder Judicial del Estado de Chihuahua, por las molestias y un supuesto daño moral causado al exmandatario, al ser investigado por la Fiscalía General del Estado por hechos relacionados con actos de corrupción.

Añadió que esperaría entonces a que el denunciante, quien hoy se encuentra preso en una prisión de Miami, Florida, sujeto a un proceso de extradición “pronto acuda a ratificar su denuncia ante el juzgado civil, para que pueda dar la cara a los chihuahuenses y enfrente los procesos abiertos en su contra”.

Recordó que César Horacio D.J. huyó en 2016 de territorio mexicano y que actualmente tiene 20 órdenes de aprehensión giradas en su contra por diversos jueces, uno del fuero federal.

Además tiene otro número importante de investigaciones que están sin judicializar y otras más por lavado de dinero en la Federación, incluso relacionadas a denuncias presentadas por la Unidad de Inteligencia Financiera, así como otra serie de litigios y juicios en cortes de Estados Unidos, por múltiples y millonarios bienes para su recuperación a favor del pueblo de Chihuahua.

“De este tamaño que te acabo de decir son los problemas con la justicia de esta persona, y de este tamaño la misión que tienen sus abogados, los cuales pretenden diluir mediáticamente con el anuncio de estas argucias legales”, finalizó Corral.