México le plantó cara, por momentos, a la selección brasileña pero no pudo relegarlos al partido por la medalla de bronce tras caer en penales.

Casi inmediatamente después, España Japón se jugaron el último boleto en el partido por la medalla de oro y nos regalaron un intenso partido.

Justo como ocurrió con el Tri y la Canarinha, las emociones hicieron falta en el marcador en los primeros 90 minutos y se fueron a tiempos extras.

Ya en la prórroga los nipones estuvieron más cerca de crear peligro pero la fatiga pesó demasiado en todos los jugadores.

Los penales parecían inminentes, incluso pese al dominio japonés en el segundo tiempo extra, sin embargo llegó el famoso ‘quitarrisas’.

Marco Asensio recibió en el área, se acomodó a su educada pierna zurda y colocó su disparo pegado al poste más lejano al 115′.