Luego de protagonizar una penalización de cinco segundos a Lando Norris en la vuelta cuatro del Gran Premio de Austria, el piloto mexicano, Sergio Pérez fue castigado con la misma sanción, después de un ligero incidente con Charles Leclerc.

En la vuelta 41 el piloto de Ferrari buscó rebasar al piloto tapatío en la curva tres. En su intento por no dejarlo pasar, Checo contacto el automóvil de Charles, lo que ocasionó que saliera de la pista. La FIA lo sancionó con cinco segundos de penalización.

Siete vueltas más tarde, en otro intento de rebase de Leclerc, la FIA volvió a anunciar una investigación sobre Pérez, ya que se vio envuelto en una situación similar a la de la vuelta 41. Aunque en esta ocasión no hubo contacto entre los automóviles.

Y pese a que no hubo contacto la FIA volvió a sancionar a Checo Pérez con cinco segundos a 18 vueltas de concluir la carrera, en la cual inició en el tercer lugar de la parrilla, por detrás de Hamilton y Lando Norris.

Checo finalizó sexto

Al final fue una carrera amarga para Sergio Pérez, pues terminó en la sexta posición tras protagonizar un par de incidentes con el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), a quien ‘sacó’ en dos ocasiones de la pista.

Editorial Mediotiempo