–         Emite Gobierno del Estado programa especial para abordar ampliamente la problemática de los incendios forestales; personal que combate las conflagraciones recuerda la vital importancia de conservación de la zona boscosa de Chihuahua

Personal que se encuentra en el frente de batalla contra los incendios forestales que desde hace varios días afectan diversas regiones de la Sierra Tarahumara, llaman a la población a hacer conciencia de la importancia de cuidar el bosque, por todos los beneficios que ofrece.

El llamado lo hicieron durante el programa especial difundido en las redes sociodigitales del Gobierno del Estado, en el que se abordó ampliamente la problemática de los incendios forestales en Chihuahua.

Jesús Guerrero Parada, coordinador técnico de la Unidad de Manejo Forestal San Juanito, explicó que aunque el bosque es un recurso natural renovable, otorga beneficios adicionales al proveer oxígeno y agua y el aprovechamiento forestal para quienes habitan en su entorno.

“Es importante su conservación, pediría a la gente que tome conciencia de que no solo es el daño al bosque, es un daño a la comunidad lo que se genera”, precisó.

Agradeció a la gente que se ha solidarizado con quienes integran las distintas brigadas y arriesgan su vida en la línea de combate, a quienes gracias a las aportaciones hechas, no les ha faltado agua, ni alimento.

Guerrero Parada, lidera una de las unidades que Gobierno del Estado en coordinación con la Comisión Nacional Forestal apoya con recursos para realizar acciones de prevención, conservación y combate a los siniestros que se registran cada año en la región.

Según la temporada del año, la Unidad de Manejo Forestal San Juanito realiza distintas acciones para conservar, restaurar y proteger el bosque.

Además hacen trabajo de prevención para evitar incendios, mediante la capacitación de las brigadas, las cuales son apoyadas con alimento y gasolina para que continúen sus actividades.

Al término de la temporada de incendios se analizan las medidas de restauración del bosque y se realizan obras de conservación de suelo, reforestación y mantenimiento.

Precisó que esta temporada ha sido atípica en comparación con otros años, porque la sequía ha provocado que haya mucho material esparcido, el cual sirve como combustible y hace más grandes los incendios.

Silvia Palma Hernández, técnico de manejo de fuego de una de las brigadas del Gobierno del Estado y Conafor, lamentó ver la devastación del bosque, casas y animales quemándose, y gente que se queda sin nada tras el paso de un incendio.

Manifestó que hay mucha gente que vive del aprovechamiento del recurso forestal y que ahora tendrá que buscar otro modo de subsistir.

Indicó que por su cuenta, hacen lo posible por cuidar el recurso, con distintas acciones a lo largo de los municipios de Ocampo, Carichí, Bocoyna y Guerrero.

Enfatizó que la brigada, entre otras acciones, hace acomodos de material vegetativo para evitar que el combustible esté regado en los terrenos, podas, abre brechas cortafuego, quemas controladas y se encarga de combatir directamente los incendios cuando llega la temporada.