Grupo Sanborns se hace pequeño, aunque solo en número de unidades. El grupo que integran Sanborns, Sears, iShop, Mixup, Dax y Saks Fifth Avenue apostó por el cierre de tiendas como parte de su plan para fortalecer el comercio electrónico y buscar una mayor rentabilidad. Al igual que otras cadenas departamentales y de cafeterías, Grupo Sanborns tuvo que enfrentar las restricciones de movilidad para contener los contagios de coronavirus, lo que le llevó a registrar una caída de 6.6% en sus ingresos en el primer trimestre del año. Entre los formatos afectados están Sears y Sanborns Café, que no pudieron mantener la totalidad de sus operaciones ante los cierres. Para hacer frente a la crisis, el grupo cerró una unidad Sears y 16 Sanborns. Con esto borró el crecimiento del piso de venta de los últimos años. Hasta el primer trimestre del año, el grupo contaba con 437 unidades, casi el mismo nivel que en 2015 cuando contaba 431 tiendas.

Este año, Grupo Sanborns cerrará las puertas de entre cinco y 10 sucursales más, adelantó Patrick Slim Domit, director general de Grupo Sanborns, durante una llamada con analistas. Esto es parte de la estrategia de optimización de espacios de la empresa, según explicó. Los cierres dependen de las rentas de los locales y de la ubicación. “(Los cierres) son de todos los formatos, principalmente algunos Sanborns que veníamos cerrando porque no eran productivos. Sears serán unos dos o tres cuando mucho, y los demás no vemos cierres importantes”, puntualizó el hijo de Carlos Slim. Marisol Huerta, analista del grupo financiero Ve por Más, afirma que, al igual que otras compañías que no lograron sortear la crisis del todo, Sanborns apostará por bajar la cortina de aquellas sucursales que no tienen la productividad esperada, por tanto, esto es una oportunidad para hacer un corte en un escenario que no es tan desfavorable, dada la coyuntura. “Se aprovecha la debilidad económica para deshacerse de las unidades menos rentables y por supuesto que buscará quedarse con aquellas en las que el piso de ventas ofrecen un mayor atractivo o, justamente, tengan mejores resultados”, declara la analista. Las tiendas Sanborns, que son el formato que tuvo más cierres durante el año pasado, enfrentan algunos desafíos para colocar sus diferentes productos, que abarcan desde libros y revistas, hasta medicamentos, ropa y productos de belleza. Como resultado, ha reducido su peso en las ventas del grupo, desde el 29% que aportaba en 2015.

En el primer trimestre del año, el grupo decreció sus ventas 6.6% a 10,575 millones de pesos. De esta cifra, Sears aportó 44%, Sanborns, 27%, al igual que iShop y Mixup juntas, que aumentaron su participación en tres puntos porcentuales, dado que mantuvieron sus puertas abiertas y atendieron la demanda de electrónicos y computadoras. Carlos Hermosillo, analista independiente del sector consumo, señala que la estrategia de racionalización de tiendas de la compañía se acentuó la pandemia. “Esto comenzó con la renovación física de muchas de sus unidades, en un proceso que implicó cambios de departamentos e incluso la suma de nuevas líneas de mercancía, como ropa”, declara. “Lo que va a terminar pasando es que, efectivamente, Sanborns se va a encoger en el pay de ingresos, pero con una mejor rentabilidad de lo que ha tenido. Sin embargo, no será un proceso rápido”. No obstante, las ventas del grupo a través de los canales digitales, incluido Sanborns, han duplicado su crecimiento y para mejorar sus diferentes plataformas, la compañía añadió desarrollos para mejorar en tiempo y costo la logística de entregas. Con esto, la compañía que dirige Patrick Slim apostará por fortalecer la omnicanalidad de todos sus conceptos, para llevar a domicilio desde cafés hasta la ropa de Saks Fifth Avenue, su marca de lujo que hasta el año pasado no tenía tienda en línea. “Hoy, con los cambios en los canales de compra se ha hecho más importante tener sólo unidades físicas que sean rentables en sí mismas, y el recurso aplicado en unidades que apenas salen a flote, dedicarlo a logística, inventarios y mercadotecnia. Es la transformación al omnicanal, en la que ellos son de los que comenzaron un poco más tarde”, opina Hermosillo. Si bien por ahora parece poco probable que la tienda realice la integración de sus diferentes formatos de tiendas o, incluso, una reestructuración más profunda en Sanborns, en el segundo trimestre del año sus resultados financieros Grupo Sanborns podría revertir la tendencia negativa que prevaleció en 2020 por el COVID-19. “En el trimestre que viene, Sanborns va a tener una base de comparación fácil, además, el regreso a la normalidad les permitirá tener un mejor desempeño que ya se ve, aún cuando las operaciones no están al 100% de tráfico”, añade Marisol Huerta.