Brenda Ríos Prieto, candidata del Partido Verde a la gubernatura del estado, reafirmó su compromiso con Chihuahua y negó rotundamente su adhesión a otros proyectos políticos.

“Tomé la decisión de ir contra todo pronóstico, contra toda lógica de triunfo electoral, porque no se puede dar ejemplo de incongruencia ni de cinismo. Reitero mi determinación a mantenerme firme y de frente en esta cruzada por alcanzar un gobierno verdaderamente comprometido con el bien común”, dijo.

En una conferencia de prensa realizada en Ciudad Juárez, la candidata criticó el falso discurso de una defensa por el estado, cuando lo que priva en realidad es un concierto de intereses aquellos que se han beneficiado del sistema de poder.

“Lo que mueve estas declinaciones, que están lejos de construir una alianza en favor de los ciudadanos, es un intento desesperado por preservar los privilegios que solo puede ofrecer un sistema a modo, un sistema corrupto”, dijo.

Nadie entre quiénes aspiran a gobernar Chihuahua tienen un discurso incluyente, que tome en cuenta y respete los derechos de las minorías, que defienda el medioambiente, que haya dado muestra de compromiso con los cientos de miles de ciudadanas y ciudadanos despojados de una vida digna por una cadena de gobiernos atados a intereses de los grandes capitales, añadió.

En ese sentido, Ríos reiteró su compromiso con la sociedad chihuahuense de velar por los verdaderos intereses de la ciudadanía y de operar por un Chihuahua mejor, fuera de alianzas y de intereses políticos.