En una forma de solidarizarse con los afectados por la demolición de viviendas en Punta Oriente, la candidata del Partido Verde, Brenda Ríos Prieto, junto a su equipo de campaña, se comprometió a darle seguimiento a la denuncia que los dueños de la vivienda han intentado interponer ante la FGE, donde se les ha negado atención.
Ríos calificó como un acto atroz y autoritario el acto de demolición efectuado por Alfredo Lozoya y Miguel Riggs, candidatos de Movimiento Ciudadano a gobernador y alcalde de Chihuahua, respectivamente.
“Es totalmente arbitrario lo que les hicieron. Si esto lo hicieron sin tener el poder, imagínense si la ciudadanía los beneficia con su voto”, dijo Ríos a las mujeres que quedaron sin casa.
La candidata y su equipo de campaña conocieron de primera mano la historia detrás de la demolición: “solamente escuché que mi hija gritaba ¡Mi casa no, mi casa no! Y ya de un momento a otro sus cosas estaban destruidas”, contó la madre de una de las afectadas.
La candidata se comprometió a estar cerca de la familia sin pedir su voto a cambio. “Esos políticos han tenido la oportunidad de servir y no han servido, esto es violencia política y violencia patrimonial”, les dijo.