El Poder Legislativo de Chihuahua, en Sesión Ordinaria de acceso remoto o virtual, exhortó al Ejecutivo Estatal, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural, para que realice las acciones necesarias, a fin de que el Ejido Laguna de Palomas, Estación Carrillo, ubicado en el Municipio de Jiménez, cuente con el material requerido para lograr conducir el agua desde un pozo hasta el área de producción salina colectiva, con la finalidad de alimentar el canal de rebombeo y rescatar la producción de sal que es el sustento directo de los ejidatarios y familias de la región.
La diputada Patricia Gloria Jurado Alonso, integrante de la Comisión de Desarrollo Rural, dentro de la exposición del dictamen, informó que de acuerdo a lo plasmado en la iniciativa, se requiere la instalación de dos kilómetros de tubería de PVC de ocho pulgadas de diámetro con la finalidad de hacer llegar el agua desde un pozo profundo hasta las charcas de producción, a efecto de aumentar en un cincuenta por ciento la producción de sal, lo cual sería de para las personas que se dedican a la actividad salina.
Además, detalló que el Ejido Laguna de Palomas es una población en el Municipio de Jiménez, Chihuahua, que se encuentra en el extremo noroeste de la Reserva de la Biósfera de Mapimí, donde se explota la sal desde finales del siglo XIX, y actualmente por los habitantes del ejido en comento.
En la salina de la Laguna de las Palomas, el proceso de extraer la sal es mediante evaporación, es decir, el agua se conduce hasta unas tinas construidas, llamadas charcas las cuales son inundadas, a diferencia del mar, donde el agua es salada, aquí el suelo es salado, el subsuelo está lleno de sal disuelta y el agua se usa para sacarla a la superficie y las charcas se convierten en áreas de evaporización del agua o salmuera (agua salada) al sol y al aire; explicó la Legisladora.
En cada inundación se puede cosechar tres veces: en la primera, cada charca produce alrededor de 300 toneladas de sal; la segunda cosecha produce 150 toneladas de sal de segunda calidad; y la tercera es sal de baja calidad y en menor cantidad; ello permite afirmar que lo que gana cada persona que se dedica a la extracción de sal para consumo humano, es poca en relación con el trabajo realizado para su obtención.
Para finalizar, la diputada señaló que con la actividad salina en la zona mencionada, ha contribuido al sostenimiento de dicha región, sin embargo se debe fomentar el desarrollo de la actividad, al ser uno de los principales medios de supervivencia en el lugar, junto con la ganadería y la agricultura; es por ello la necesidad de que se dote del material antes solicitado, a fin de apoyar al sector.