Las y los integrantes de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso local, aprobaron el exhorto por el que se pide al titular del Poder Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador, para que a la mayor brevedad posible, instruya u ordene a la Secretaría de la Función Pública Federal, investigar el proceder de Blanca Jiménez Cisneros, Directora Nacional de la Comisión Nacional del Agua, en el lapso de tiempo que estuvo al frente de dicha dependencia.
Este Punto de Acuerdo de urgente resolución, fue presentado por el diputado Jesús Villarreal Macías, quien especificó que se señala el manejo del conflicto del agua en el Estado de Chihuahua, que ha ocurrido desde finales del año 2019 hasta el día de hoy, por su actuar que llamó: unilateral, autoritario, represor, radical, injusto y perjudicial para el campo y sus productores.
En este tenor, dijo que también se pide la investigación de la funcionaria antes mencionada, por su actuar en la afectación significativa a la economía chihuahuense, lo que se traduce en conductas indebidas y actos de corrupción.
Dentro de su exposición de motivos, expresó que las distintas fuerzas políticas representadas en el Congreso del Estado de Chihuahua, desde el inicio del conflicto ocasionado por la decisión sin dialogo alguno y de manera unilateral por parte de CONAGUA, de desalojar a las principales presas del estado de su vital líquido, han pedido en diversas ocasiones al Presidente de la República y diferentes dependencias federales, que cesen de desfogar las presas.
“El recurso hídrico que tiene su origen y nacimiento en el Estado de Chihuahua, en particular, para que desistiera de desfogar las presar del Estado si no es que primero se garantizaba el agua suficiente para el pasado y presente ciclo agrícola, se privilegie el diálogo, se eviten las decisiones unilaterales, buscando siempre la mejor manera de lo que le correspondía a Chihuahua de manera equitativa en el pago del tratado de 1944, celebrado entre México y Estados Unidos”, concretó.
Además de esto, recordó que el pasado 15 de junio del 2020, se emitió un acuerdo de urgente resolución para atender la problemática antes mencionada, mismo que dijo: “siguen siendo desoídos, por el contrario las consecuencias en cuanto al uso y disponibilidad del agua por parte de los productores del campo, son mayores”.
“La derrama económica que dejará de percibirse será de alrededor de 20 mil millones de pesos, que dan cuenta del tamaño del daño causado, no sólo a los productores, sino a la economía chihuahuense y del país, afectando el Producto Interno Bruto y a toda la cadena económica y de empleo que ello representa”, puntualizó.
Por ello, expresó que Blanca Jiménez Cisneros, dejó una “calamidad en el campo y en la economía”, con decisiones incorrectas, unilaterales, de castigo y autoritarias, sembrando el encono y propiciando la confrontación con los resultados de todos conocidos.
“Sólo por mencionar algunas irregularidades de todas las que deberán ser motivo de la investigación en el errático y desaseado manejo y administración del agua a cargo de Blanca Jiménez Cisneros, por lo que se refiere al Estado de Chihuahua”, finalizó.