Con la finalidad de proteger la economía de las personas, el Congreso del Estado de Chihuahua, exhortó al Poder Ejecutivo Federal para que a través de la Procuraduría Federal del Consumidor, se continúe con las medidas de vigilancia, supervisión y, en su caso, sanción, a propietarios de establecimientos encargados de la venta, renta y demás distribuidores que incrementen los precios de tanques de oxígeno de forma excesiva y sin justificación alguna.
La diputada Anna Elizabeth Chávez Mata, integrante de la Comisión de Economía, Turismo y Servicios, fue quien presentó al Pleno Legislativo el dictamen referido, en el que se busca principalmente proteger al consumidor, y a su vez la economía dentro del Estado y del País. 
Desde el inicio de la pandemia, la demanda en cilindros y concentradores de oxígeno medicinal aumentó de manera considerable. Dichos instrumentos son utilizados por personas diagnosticadas con COVID-19, enfermedad ocasionada por la transmisión del virus SARS-CoV-2, pero cuya sintomatología les permite someterse a un tratamiento en sus domicilios, continuó la Legisladora.
Agregó que dicho panorama, ha ocasionado que los precios en la venta y renta de las herramientas mencionadas se incrementen de manera injustificada; ante ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) ha suspendido la comercialización y ha clausurado establecimientos encargados de la provisión de oxígeno, luego de la detección del incumplimiento en las condiciones necesarias para llevar a cabo dicho negocio.
Por último, destacó que el Congreso de Chihuahua, al conocer las acciones que ha realizado la autoridad correspondiente en materia de alza de precios al consumidor, hace el reconocimiento y el llamado a la misma, para que se continúen fortaleciendo dichas operaciones y se castigue a quien obligue a las y los consumidores a pagar precios excesivos por algún producto.