Las y los integrantes de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso local, exhortaron respetuosamente a las autoridades del Estado de Chihuahua, con el fin de llevar a cabo acciones contundentes para frenar inmediatamente la violencia política de género y así, erradicar el abuso de poder.
Este Punto de Acuerdo de urgente resolución, fue presentado por el diputado Alejandro Gloria González, quien determinó en su exposición de motivos que este documento se dirige al titular del Ejecutivo Estatal, así como a las autoridades estatales de seguridad, al Instituto Nacional Electoral e Instituto Estatal Electoral.
Lo anterior, con el fin de emitir las estrategias y/o acuerdos estrictos, además de reforzar los lineamientos existentes en los que se regule la violencia política de género, para erradicar los actos de este tipo por motivos de género.
En este sentido, se solicitó que se establezca un código de conducta en el que se evite caer en los actos que atenten a los derechos humanos que se mencionan en la exposición de motivos de esta iniciativa, principalmente al de la libertad de expresión y manifestación, para así lograr un ambiente de equidad, colaboración y respeto.
“Uno de los resultados más desgarradores y preocupantes de la demagogia en el país y en el estado, es la violencia política, específicamente la violencia política de género. Según lo que menciona el Instituto Nacional Electoral, la violencia política que viven las mujeres en el ámbito político, se agudiza más durante las campañas durante el proceso electoral, de la misma forma la CNDH manifestó que hoy en día, la violencia continúa siendo uno de los principales obstáculos para el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres”, detalló el legislador.
En específico, habló sobre los hechos sucedidos recientemente en Ciudad Juárez, en donde una candidata a la alcaldía de dicha frontera, determinó que fue víctima de un claro ejemplo de abuso de autoridad por parte de agentes estatales; el motivo: ser partícipe de una manifestación contra las obras del sistema de transporte en la ciudad.
“Punto y aparte de las carencias en las que se encuentra el sistema de seguridad, e incluso más grave aún, a pesar de los avances a nivel legislativo en materia de paridad, la violencia política contra las mujeres en razón de género ha ido en aumento debido al desconocimiento no solo de la ciudadanía en general, sino irónicamente incluso de actores políticos, perpetuando conductas que no sólo coartan el empoderamiento de las mujeres, sino que obstaculizan el crecimiento y desarrollo de las mujeres en la política, lo que afecta severamente a la democracia”, finalizó.