Cd. Cuauhtémoc, Chih.- En su gira por esta ciudad, Graciela Ortiz planteó la urgencia para construir un nuevo hospital general, así como realizar obras que garanticen el agua potable para la totalidad de las colonias que en estos momentos se encuentran abandonadas.


Durante su reunión con integrantes del Grupo Sierra, la candidata del PRI al Gobierno de Chihuahua, presentó su proyecto de trabajo que está enfocado en priorizar acciones de beneficio general, pero sobre todo atenderá aquellos sectores que han permanecido en el olvido en los últimos 5 años de la administración estatal.
La aspirante tricolor expuso que no se puede concebir que los cuauhtemenses sigan padeciendo la falta de agua potable y tandeos, cuando la solución está al alcance de ejecutar obras hidráulicas; “es cuestión de voluntad política, de negociación y de priorizarlas al inicio de la administración”, sostuvo.
Así mismo agregó que “en mi administración, haremos lo necesario para construir un hospital general que dé servicio a toda la región serrana del noroeste y sobre todo a los habitantes de este municipio de Cuauhtémoc que crece en población y en necesidades básicas”.
Graciela Ortiz escuchó diversos planteamientos sobre problemas de orden social entre los que destacan la inseguridad, la tala inmoderada de árboles, la falta de infraestructura deportiva y educativa, aspectos que el Estado ha dejado crecer en la región.
Respecto a la inseguridad, la aspirante a la gubernatura de esta entidad, dijo que a los criminales se les tiene que dejar en claro que el límite es la autoridad, que el gobierno no es de ellos.
Resaltó que actualmente el priismo se está aglutinando, congregando con enorme intensidad para encabezar una campaña. “Una campaña política nunca va terminar cómo inició, para eso son estos tiempos”, dijo Ortiz González, quien en los cargos que ha desempeñado desde el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, ha coordinado elecciones en estados de la República, incluidas dos de orden nacional.
Graciela Ortiz reconoció que el priismo ha despertado de un breve rezago estatal y está listo para atender el reto de recuperar Chihuahua. “Un priismo que estaba aletargado, desmoralizado y rezagado en el escenario estatal”.
A la reunión asistieron reconocidos miembros del Grupo Sierra, así como productores, fruticultores, comerciantes, abogados, profesores y médicos, quienes respaldaron la candidatura de la priista.