Colectivos culturales dieron su respaldo a ilustradores ante la polémica convocatoria emitida por la SEP, que hace un llamado al rediseño de los libros de texto gratuitos, a cambio de la difusión de las obras seleccionadas.

Con el apoyo del Observatorio Cultural para la Niñez Mexicana, los colectivos culturales No Vivimos del Aplauso y Creadores Gráficos dieron su respaldo a ilustradores, ante la polémica convocatoria emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP), que hace un llamado al rediseño de los libros de texto gratuitos, a cambio de la difusión de las obras seleccionadas.

En sendos comunicados, las agrupaciones coincidieron en la defensa de los derechos culturales, humanos y laborales, y llamaron al diálogo en misivas dirigidas a la titular de la SEP, Delfina Gómez Álvarez; el director de Materiales Educativos de esa dependencia, Marx Arriaga, y la subsecretaria de Educación Básica, Martha Velda Hernández Moreno.

En el documento emitido por No Vivimos del Aplauso y firmado también por el Observatorio Cultural para la Niñez Mexicana, se lee:

“Celebramos las convocatorias que mejoran la experiencia educativa de las y los estudiantes, pero no si precariza a las y los trabajadores del arte y la cultura, sean jóvenes o con trayectoria. Es una falta de respeto pedir trabajo y querer pagar con ‘así te das a conocer’. Esa manera amañada y añeja de hacer las cosas debe terminar, por el bien de todos y todas las mexicanas”.

Para esa agrupación, una convocatoria emitida por la SEP donde se convoca a la participación y el trabajo a cambio sólo de la difusión de las obras seleccionadas, es inadmisible y reprobable, en especial por la crisis económica y social derivada de la pandemia.

“Les invitamos a revisar su convocatoria y corregir lo necesario, a fin de que se conforme un verdadero proyecto de mejoras al libro de texto gratuito en México, que a su vez revise y mejore las condiciones de la cadena de valor que hace posible este trabajo profesional. Las personas convocadas merecen un pago claro y digno por el trabajo que realicen. Y la niñez merece lo mejor que podemos darle”, apuntó.

En el caso de Creadores Gráficos, agrupación que incluye a ilustradores, historietistas, narradores, gráficos, caricaturas, artistas visuales, muralistas y otras disciplinas, expresaron:

“Nos asumimos como un gremio más del vasto panorama de los trabajadores de la cultura. No deseamos privilegios ni prerrogativas especiales…

“No nos alienta para esta solicitud de diálogo una agenda de confrontación, sino el objetivo –que estamos seguros es compartido– de colaborar en construir país, construir educación, cultura y consecuentemente progreso social”.

Y solicitaron: un diálogo público con la SEP; un informe sobre el estado en el que se encontró en esta administración a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (Conaliteg), y trabajar en la elaboración de un tabulador de imágenes que valore y retribuya económicamente y “de maneja justa” el trabajo de los creadores visuales.

Para lograr lo anterior ofrecieron disposición y experiencia en la interlocución para alcanzar