La FGE precisó que los resultados de la necropsia concluyeron que las lesiones que provocaron la muerte a la mujer –una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra–, resultaron compatibles con las maniobras de sometimiento.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo ejerció hoy acción penal contra los cuatro policías –tres hombres y una mujer– que participaron en la detención y muerte de la salvadoreña Victoria Salazar, quien se encontraba legalmente en territorio nacional,  la tarde del sábado en el municipio de Tulum por supuestamente alterar el orden público.

En un comunicado, la FGE precisó que los resultados de la necropsia concluyeron que las lesiones que provocaron la muerte a la mujer –una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra–, resultaron compatibles y coincidentes con las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer.

“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado, se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza”, determinó la Fiscalía estatal.

Por tal motivo, informó que la madrugada de este lunes el Ministerio Público encargado del caso ejercitó acción penal en contra de los cuatro uniformados por su probable responsabilidad en el delito de feminicidio y en las próximas horas serán ingresados al centro de detención correspondiente y a disposición de un juez de control.