CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a arremeter contra el Instituto Nacional Electoral (INE) después de tumbar las candidaturas a los gobiernos de Guerrero y Michoacán a los morenistas Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, respectivamente, por incumplir la ley al no reportar al organismo los gastos de sus precampañas.

Desde el púlpito presidencial, López Obrador llamó ahora al INE “supremo poder conservador” por su proceder de ayer de rasurar a Morena con más de medio centenar de candidaturas a puestos de elección popular.

“Sí es extraño porque antes no lo hacían y ahora están convertidos en el supremo poder conservador. Ya deciden quién es candidato y quién no. Antes no era así. A lo mejor ya cambiaron las leyes o antes no se aplicaban y ahora sí se aplican”, afirmó.

El mandatario dijo que se trata de algo que nunca va a ver bien, por lo que espera que comprendan que no es una intromisión ninguna decisión del INE.

“Es que yo fui víctima de esas maniobras porque me intentaron desaforar cuando fui Jefe de Gobierno porque no querían que apareciera yo en la boleta como candidato a la Presidencia en el 2006”, rememoró.

Además, reiteró que no puede quedarse callado ante tales injusticias.

La acción del INE, subrayó, “es un atentado a la democracia, un juego sucio y una decisión antidemocrática”.

Prosiguió:

“Yo siempre voy a defender la democracia. Siempre. Y no voy a aceptar que de arriba, por intereses cupulares, por intereses de mafias, por los intereses de la maliantada de los malandros de cuello blanco, se pisotee la democracia. Puede ser que no coincidamos, pero yo siempre digo lo que pienso”.

Asimismo, dejó en claro que serán las autoridades correspondientes las que decidan finalmente lo que sucederá con las candidaturas para el proceso electoral de este año, el más grande de la historia.

“Pero yo ya hablé. No me voy a quedar callado sobre un asunto que padecimos muchísimo”, reiteró.

Fuente: Proceso