Hace unos días se anunció, a través de redes sociales, un nuevo proyecto con el que Rafael Amaya podrá estar en contacto con sus fans tras varios años alejado de la vida pública. Ahora, a pocas semanas de iniciar una gira de conciertos por Estados Unidos con su amigo Roberto Tapia, el actor apareció acompado de Tony Hernández, una destacada personalidad del municipio mexicano de Tijuana.

El cofundador del famoso portal ‘Yo amo Tijuana’ presumió del encuentro con el actor a través de su perfil de Instagram, donde publicó una fotografía en la que aparecen ambos posando, pero lo que llamó la atención fue ver a Rafael con un nuevo look que incluye una barba pintada por algunas canas.

Tras informarse que Rafa fue visto en mal estado y asegurando que lo querían secuestrar al ser captado en la madrugada deambulando por las calles de Tijuana, en Baja California, es ahora Guedimin la que en entrevista para el programa Suelta la Sopa sale a aclarar esta situación.

“Él nada más pidió un Uber en una gasolinería que estaba ahí […] él salió a pedir un Uber e iba a una dirección. Lo ponen ahí como en una zona residencial, y estaba por ahí su departamento, eso es lo que realmente pasó”, detalló la manager.

Previo a esto, Karem reveló que el protagonista de “El Señor de los Cielos” se encuentra muy molesto por lo que se dijo de él. “Rafa estaba enojadísimo […] en algún momento él dijo voy a hablar, pero yo ahorita no estoy en condiciones de hablar porque yo lo que quiero hablar es puras cosas bonitas y todo lo que voy a hacer y no estar hablando de mi tema de rehabilitación, que para mí es un proceso que no es algo que sea fácil de hablar. Entonces me dijo ‘cuando yo quiera voy a hablar, yo voy a hablar de algo que ya voy a empezar a hacer’”.