El Condado de El Paso enfrentará “la hora de la verdad” al eliminarse hoy miércoles 10 de marzo las restricciones sanitarias y de seguridad impuestas por la pandemia ocasionada por Covid-19, de acuerdo a la orden ejecutiva del gobernador Greg Abbott.

Ante un ligero decremento de casos y hospitalizaciones, y con miles de paseños pendientes de recibir la vacuna contra el Covid-19, los establecimientos comerciales podrán recibir hasta el 100 por ciento de capacidad en sus inmuebles, e incluso no se requerirá el uso de mascarillas a lo largo del estado.

Aunque el gobernador Abbott dio la libertad a los gobiernos locales de adecuar la normatividad, la orden ejecutiva del gobernador indica al mismo tiempo que nadie puede ser sancionado si es que no utiliza una mascarilla en lugares públicos.

“Creo que es muy irrespetuoso para con la administración de Biden, que está yendo completamente en sentido contrario”, dijo Ricardo Samaniego, juez del Condado de El Paso.

 “Por un lado tiene al Dr. (Anthony) Fauci diciendo que deberíamos utilizar máscaras dobles y por otro tiene al gobernador de Texas diciendo que está bien no hacerlo”, subrayó Samaniego ante la orden ejecutiva que entra en vigor este miércoles.

“No estamos listos. Tenemos 5 mil casos por día en Texas, así que no creo que ninguna comunidad esté lista, y creo que en El Paso estamos menos preparados debido a nuestras interacciones en la frontera”, subrayó Samaniego.

Aunque establecimientos comerciales, restaurantes y bares de la localidad se han pronunciado por mantener el uso de las mascarillas en sus instalaciones, y cupo limitado, en realidad no se ejercerían multas en contra de quienes decidan actuar de modo contrario.

De hecho, en la misma semana en que el gobernador Greg Abbott anunció el fin a la mayoría de las restricciones de Covid-19 en el estado, el número de hospitalizaciones y nuevos casos se redujo a niveles no vistos en el último semestre. 

De acuerdo a cifras oficiales uno de cada cinco habitantes de El Paso, de 16 años o más, ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra Covid-19.

Sin embargo, el número de fallecimientos en El Paso ya superó los 2 mil 204, y con fecha 9 de marzo se contabilizan 125 mil 830 casos, de los cuales 4 mil 591 se mantienen activos.

A pesar de dicha tendencia, el Condado de El Paso continuó con un margen a la baja de nuevos casos (contagios) de Covid-19 desde principios de año.

 La cantidad de casos nuevos fue la más baja desde fines de septiembre, cuando El Paso entró en un devastador aumento de casos positivos.

La disminución de casos se produjo cuando se mantenía la orden de utilizar máscaras, así como la capacidad limitada en los establecimientos esenciales que permanecían abiertos. 

Los CDC han clasificado el nivel de propagación comunitaria de Covid-19 como “alto” para El Paso y la mayoría de los demás condados de Texas.

 La agencia de salud, y la mayoría de los expertos en enfermedades infecciosas, continúan aconsejando que las personas utilicen máscaras en público y practiquen el distanciamiento social y otras medidas de prevención.

‘Decisión peligrosa y mortal’

Ante tal panorama, la congresista demócrata Verónica Escobar sostuvo que la orden ejecutiva del gobernador de Texas es cuestionable al eliminar los mandatos de uso de máscaras y la ocupación limitada.

“La decisión del gobernador Abbott de poner fin a las restricciones de Covid-19 es peligrosamente mortal y un abandono de su obligación fundamental de proteger la salud y la seguridad de los texanos”, dijo la congresista sobre la orden que entra en vigor hoy.

“El mensaje es claro: El Paso y otras comunidades vulnerables de nuestro estado están solas, mientras que el gobernador Abbott, un hombre privilegiado que tuvo la suerte de recibir la vacuna contra el coronavirus, juega con sus vidas y culpa a los inmigrantes”, dijo la política paseña.

Escobar, quien ha sido fundamental en la elaboración y aprobación del Plan de Rescate Estadounidense, pidió a la comunidad fronteriza mantenerse en guardia ante la pandemia que sigue presente y como peligro latente.

“Exhorto a los residentes y negocios de El Paso a que ignoren esta luz verde por imprudente y que no bajen la guardia”, dijo la congresista. 

“Juntos, sigamos la ciencia utilizando máscaras, practicando el distanciamiento físico y tomando otras precauciones recomendadas por los CDC para prevenir la propagación del Covid-19 en nuestra comunidad”, afirmó.