El producto se trasladó al relleno sanitario y fue compactado por una máquina para evitar que las personas que acuden al relleno sanitario lo utilizaran

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris), en coordinación con el área de limpieza urbana de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, llevó a cabo la destrucción de 3.9 toneladas de alimento en mal estado que fue retirado del restaurante China City, luego de que éste sufriera un incendio el pasado 25 de febrero.

El área de emergencias de la Coespris, se dio a la tarea de acudir al establecimiento el día del incidente y dio fe de la cantidad de producto alimenticio que debía destruirse para evitar su consumo.

El producto se trasladó al relleno sanitario y fue compactado por una máquina para evitar que las personas que acuden al relleno sanitario lo utilizaran; fue destruido por haber estado expuesto a muy altas temperaturas, además tras cortarse la cadena de frío por la interrupción de electricidad en refrigeradores y congeladores por un periodo mayor a 24 horas.

La autoridad sanitaria actuó en fundamento a la Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009, numeral 7.3.3, donde se indica que los alimentos deben cumplir con temperatura adecuada en preparación y exhibición; en tanto que la Tabla 1, de la misma norma, indica como debe ser el almacenamiento y conservación de los productos.