Las y los diputados de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso local, exhortaron a los gobiernos Federal y Estatal, para que en el ámbito de sus competencias, se realicen convenios con los principales proveedores de internet y de telefonía celular, para garantizar un plan de datos gratuito con fines educativos que permitan al alumnado, personal docente y administrativos, contribuir al desarrollo de las clases virtuales.
Este Punto de acuerdo de urgente resolución, fue presentado ante el Pleno virtual por la diputada Marisela Terrazas Muñoz del Grupo Parlamentario del PAN, quien determinó que debido a la cuarentena por la pandemia del COVID-19, en el País se detuvieron las actividades educativas y por ello, la SEP inició la producción del programa “Aprende en Casa”.
Dijo que a partir del 20 de abril del 2020, se transmitió en cadena de televisión mexicana, las clases correspondientes para mantener las clases durante la pandemia, sin embargo con la implementación de este programa, niños, niñas y jóvenes no han tenido el acceso necesario.
Recalcó que el contexto de los hogares y las dinámicas propias de cada núcleo familiar, han marcado ritmos de aprendizaje y han hecho repensar la fallida propuesta sobre el programa de la educación en casa.
“El programa Aprende en Casa, contiene una serie de fracasos en las que el gobierno federal ya debería de haber realizado diversas modificaciones en toda su estructura, desde mejorar la comunicación entre el alumno y el maestro, así como asegurar que la población más vulnerable tenga acceso a las redes de comunicación, pero pareciera que no les importa revisar los problemas que se encuentran dentro del mismo”, mencionó.
Comentó que el programa no ha podido mantener la comunicación constante o periódica entre el alumno y el maestro, con esto, los alumnos no han conseguido tener una clarificación en lo que se les enseña o no han logrado aclarar diversas dudas, los estudiantes no son más que simples observadores pasivos.
“Aquí no hay desafíos cognitivos y, por ende, nada que despierte su curiosidad. Me pregunto ¿cómo se enseña a través de una pantalla a un niño cuya edad le demanda jugar, moverse, experimentar? Esto nunca podrá ser considerado aprendizaje centrado en niñas y niños; la función de la escuela no es transmitir información, sino sembrar el interés genuino y personal por aprender. Lo que vemos en intervenciones como estas no está abonando, el alumno tiene muchas preguntas, pero aquí no están permitidas.  Aquí se confunde dar información, con aprender, esto no es aprendizaje, solamente son observadores”, concretó.
Por otro lado, afirmó que “tenemos la realidad de miles de familias que viven la brecha de desigualdad, pues el plan carece de las capacidades mínimas para ser aplicado en todo el país. Esta desigualdad generalizada, pone a temblar esta estrategia, pues este postulado se basa en la premisa de que el éxito de “Aprende en Casa” yace en el acceso a la televisión e internet, cosa que en un contexto urbano puede verse con naturalidad, pero en una república con millones de personas en pobreza, es probable que las carencias educativas se acentúen”.
Cabe mencionar que en un inicio estaba contemplado solo el llamado al Ejecutivo Federal, y tras la petición por parte de varios legisladores compañeros de Terrazas Muñoz, se amplió la petición al Gobierno del Estado.