Contempla la verificación de 250 establecimientos dedicados a la comercialización de pescados y mariscos en el estado; exhorta a la población a  extremar  cuidados al momento de adquirir y consumir estos productos

La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), vigilará establecimientos dedicados a la comercialización de productos de la pesca en la entidad, como parte del operativo que se realizará por la temporada de Cuaresma, a partir del 17 de febrero y hasta el 3 de abril.

El líder del Proyecto de Alimentos, Armando Amador Almaguer, comentó que en esta temporada se incrementa el consumo de pescados y mariscos, que pueden representar riesgos a la salud si no se tienen los cuidados en su manejo y preparación, ocasionando severas infecciones o intoxicaciones al consumirlos.

Mencionó que se tiene contemplada la realización de 250 verificaciones a establecimientos de los giros relacionados con la comercialización de pescados y mariscos en diferentes municipios de la entidad, así como 90 muestreos de este tipo de productos, así como de alimentos preparados, ya sean crudos y cocidos, además de agua y hielo purificados. 

Los muestreos serán aleatorios en establecimientos de los diferentes municipios de la entidad, para su análisis microbiológico correspondiente, explicó el funcionario.

Durante las visitas de verificación, dijo que también se realizará el análisis sensorial de los productos, con la finalidad de constatar la calidad sanitaria de los alimentos que se están comercializando, así como las condiciones de almacenamiento y conservación de los productos, además del manejo por parte de los prestadores de servicios, para evitar su contaminación.

Advirtió que es importante que los consumidores revisen de manera sensorial los productos cuando estén haciendo las compras, es decir utilizando los sentidos del olfato, la vista y el tacto, a fin de evitar adquirir alimentos en mal estado.

Hay que recordar que los productos de la pesca son muy nutritivos, sin embargo, es necesario poner cuidado en su manejo y conservación, ya que si éstos se contaminan principalmente por virus, bacterias o parásitos, pueden llegar a ocasionar enfermedades estomacales severas, ya sean infecciones y/o intoxicaciones.

Las acciones de vigilancia sanitaria que realiza Coespris, principalmente se llevan a cabo para constatar las condiciones sanitarias de los establecimientos, así como la calidad sanitaria de los productos que se comercializan en la entidad, por lo cual los prestadores de servicios deben cumplir con las disposiciones sanitarias que se indican en la Legislación Sanitaria aplicable, incluyendo las Normas Oficiales Mexicanas: NOM-251-SSA1-2009, relacionada con las Buenas Prácticas de Higiene durante el proceso de los productos; y la NOM-242-SSA1-2009, Productos de la pesca frescos, refrigerados, congelados y procesados.

En caso de encontrar situaciones de riesgo, los verificadores pueden proceder a la destrucción del producto o aseguramiento del mismo; en caso de reincidencia, el establecimiento puede recibir una sanción administrativa, multa y la suspensión de los trabajos y servicios, según sea el caso.

Por lo anterior, se exhorta a la población a que extremen los cuidados al momento de adquirir y consumir estos productos así como su manipulación en el hogar.

Armando Amador Almaguer explicó que derivado de la contingencia sanitaria por el virus SARS CoV2 (COVID-19) de abril a diciembre del 2020 fue necesario orientar las acciones de vigilancia sanitaria para atender la contingencia, realizando más de 21 mil visitas a establecimientos de diferentes giros.

Posteriormente, mencionó, se dio continuidad al programa de Vigilancia Regular para reanudar con las verificaciones y los muestreos de diversos productos.

En caso de queja o denuncia, Coespris tiene a disposición las líneas telefónicas 800-552-5052 (614) 414 82 10 y (614) 414 82 10 de lunes a viernes en un horario de 8:30 a 14:30 horas.