Integrantes de la Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso local, solicitaron mediante un exhorto dirigido a la Auditoría Superior de la Federación y a la Secretaría de la Función Pública, para que realice una auditoría extraordinaria a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por las irregularidades en la estructura y la corrupción en el manejo de los recursos del programa federal “Jóvenes Construyendo el Futuro”.
Este Punto de acuerdo de urgente resolución, fue presentado ante el Pleno por la diputada del Grupo Parlamentario del PAN, Marisela Terrazas Muñoz, quien mencionó que si bien, la prioridad para el gobierno federal son los jóvenes, la intervención estratégica que se ha elegido no es la adecuada dado a los resultados que se han obtenido.
En este sentido, dijo en su exposición de motivos que los programas sociales como Jóvenes Construyendo el Futuro, no están diseñados para atender los factores de riesgo ni para proteger a los jóvenes de ambientes criminales o grupos delictivos, tampoco para asegurarles una buena educación o la posibilidad de desarrollarse integralmente.
“En el 2019, inició este citado programa siendo el estelar del sector social en la actual administración federal; se vincula a jóvenes con centros de trabajo para que reciban capacitación y tutoría, con lo que a cambio, se les otorga una beca que al inicio era de 3 mil 600 pesos mensuales y que este 2021, ascendió a 4 mil 310 pesos, lo que lo convierte en el programa más costoso”, expresó la legisladora.
Condenó que el programa ha beneficiado no sólo a jóvenes que no estudian ni trabajan, sino que apuntó que es una herramienta corruptible, sin controles y con la que particulares armaron redes para desviar recursos públicos.
“Una de las estrategias que se utiliza para cometer el fraude y que ha quedado al descubierto en algunas ciudades de Nuevo León y que también en la región Laguna se han confirmado , es que se montan centros de trabajo falsos, diciendo a los jóvenes que acudan a talleres de capacitación en donde les comentan que se les dará una ayuda mensual, con los datos de las personas se les incorpora sin aviso y sin consentimiento a la plataforma de ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’, quedándose con las tarjetas en las que se depositaban los 3 mil 748 pesos, de los cuales, solo entregaban una parte a los beneficiarios y del resto se apropiaba indebidamente la supuesta ‘empresa’, resultando un negocio redondo”, determinó.
Además de esto, mencionó que una investigación de REFORMA durante cinco meses, descubrió dos redes de corrupción, una precisamente en el municipio de Linares y otra en el área metropolitana de Monterrey, y que determinaron que eran encabezadas por un ex funcionario municipal y un aspirante de MORENA a diputado federal en San Nicolás.
“La información proporcionada por la Secretaría del Trabajo está incompleta y es inverificable, asimismo, presenta estadísticas improbables y, en la página oficial de la secretaría, se puede observar que el padrón sobre los centros de trabajo sólo muestra nombres genéricos de empresas, como Abarrotes María; categorías inverificables, como Diputado Federal; o nombres propios imposibles de rastrear, como Guadalupe”, recalcó Terrazas Muñoz.
Por último, dijo que de los delitos que se han presentado o identificado dado a esto, son: robos de identidad, empresas fantasmas, cobros de cuotas, “hackeo” en el sistema y corrupción, ha sido el emblema de este programa que solamente ha jugado con el futuro de nuestros jóvenes, son ya muchas irregularidades que han sido detectadas en algunas entidades dentro del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”.